Sony Pictures/ Instagram: Marawilson

Mara Wilson, protagonista de Matilda, habló del lado oscuro de ser una estrella infantil

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz recibía cartas de hombres de 50 años, y sentía que Hollywood quería que se comportara como una adulta, a pesar de tener 6 años.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Todos los que vimos Matilda fuimos cautivados por la personalidad que Mara Wilson le imprimió al personaje y la forma en la que, siendo una niña, venció a los adultos "villanos" que se encontró. Sin embargo, por desgracia no todo en su niñez fue color de rosa y tuvo que pasar por situaciónes incómodas desde que tenía unos 6 años de edad.

A través de un artículo que publicó en The New York Times, la chica de 33 años de edad contó el lado oscuro de la fama para los niños y niñas que triunfan en la industria del cine en Hollywood. Incluso, aseguró que empatiza con Britney Spears , por el efecto que tuvo la presión mediática que vivió.

El artículo fue titulado: " Las mentiras que Hollywood cuenta sobre las niñas pequeñas ", donde contó que intentó no caer en dicho juego, pero al final del día ese mundo intentó llevarla por un camino que, ni ella ni sus padres, querían que tomara.

"De todos modos, ya me habían sexualizado y lo odiaba. Actué principalmente en películas familiares: el remake de Miracle on 34th Street, Matilda, Papá por siempre... Nunca aparecí con un vestido de verano hasta la rodilla. Todo fue intencional: mis padres pensaron que estaría más segura de esa manera. Pero no funcionó", contó en la publicación.

"La gente me preguntaba '¿Tienes novio?' desde que tenía 6 años. Los periodistas me preguntaban quién pensaba que era el actor más sexy y sobre el arresto de Hugh Grant por solicitar una prostituta", agregó Mara Wilson, mostrando cómo toda la maquinaria la empujaba constantemente hacia temas que no tenían nada que ver con una niña.

Sin embargo, no solo fue la industria cinematográfica en donde comenzarona darle ese tipo de trato. También los fans lo hicieron, pues recibía cartas de hombres que estaban "enamorados" de ella.

"Era tierno cuando los niños de 10 años me enviaban cartas diciendo que estaban enamorados de mí. No lo fue cuando lo hicieron los hombres de 50 años. Incluso antes de que cumpliera 12 años, había imágenes mías en sitios web de fetichismo de pies[...] Cada vez me sentía más avergonzada", concluyó.