Mundial Futbol

Los "osos" de mexicanos durante los Mundiales

facebook

twitter

whatsapp

Email

Checa por qué algunos mexicanos deberían quedarse en casa en vez de ir a representar a la afición al extranjero

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luego de la eliminación de nuestra selección en el Mundial de Rusia 2018, nos preguntamos si aún habrá centenares de mexicanos ocupando butacas en los estadios.

La realidad es que muchos extrañaremos el ambiente que sólo un compatriota puede aportar a esta fiesta futbolera; aunque muchos otros aficionados, y los mismos locales no piensan lo mismo, gracias a la mala imagen que unos cuantos mexicanos han dejado a lo largo de la historia de los Mundiales.

Aquí hacemos un recuento de los peores osos que han hecho durante las últimas ediciones de la Copa Mundial:

Francia 98 

Durante la participación de nuestros compatriotas, un mexicano llamado Rodrigo Rafael Ortega, que se encontraba en pleno estado de ebriedad, no encontró un lugar decente dónde hacer sus necesidades, hasta que vio una pequeña llama. Se trataba de "La Flama Eterna", la cual, quiso consumir con su "aguita amarilla", por lo que orinó en ella hasta extinguirla.

El fanático terminó en la cárcel por algún tiempo y logró que las relaciones entre ambos países se tensaran, ya que el sitio estaba bajo el Arco del Triunfo y ardía sin cesar desde 1921.

Corea-Japón 2002

Estando en uno de los países líderes en tecnología, los mexicanos no dejaron pasar el increíble momento de jugar con la misma. Y viajando en el tren bala, se les ocurrió presionar el botón de "emergencia" por pura broma.

Como era de esperarse, el transporte se detuvo (por primera vez en su historia) y ocasionó movilización policiaca. Claro, el aficionado también iba con algunas copas de más.

Sudáfrica 2010

En esta ocasión, hubo dos momentos de pena ajena de algunos compatriotas. El primero fue cuando arrestaron a un joven en el momento en que colocó un sombrero charro a una estatua de Nelson Mandela, pues las autoridades lo tomaron como una "ofensa nacional", y la cancillería mexicana tuvo que salir a dar la cara y pedir disculpas.

El segundo "oso" mexicano, corrió a cargo de un alto funcionario del gobierno, quien protagonizó una pelea en un estadio y claro, las imágenes dieron la vuelta al mundo.

Brasil 2014

Esta historia tuvo un final feo, el cual comenzó con una tontería que provocó, una vez más, el alcohol.

Un grupo de mexicanos viajaban en un crucero donde se divertían al ver los partidos. Y todo era felicidad hasta que Jorge López Amores se retó a aventarse al mar, nadie le creyó. Acto seguido, lo hizo, pero no sobrevivió a la caída.

Rusia 2018

Este año la historia ha sido menos trágica aunque no por ello deja de ser lamentable, pues se han reportado un par de peleas en las que los protagonistas son mexicanos.

Aún faltan algunos días para que este Mundial termine, pero esperemos que nuestros compatriotas no hagan más "osos".