Manuel Turizo cumple el sueño de Kunno y le canta muy de cerquita su canción favorita