Foto: Alex Geerts (Unsplash)

10 cosas que hacemos en otoño sin darnos cuenta

facebook

twitter

whatsapp

Email

Hoy es el equinoccio y ya estamos más que listos para ver un maratón de películas de horror con una pijama de peluche.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Este miércoles (22 de septiembre) es el equinoccio de otoño, fenómeno que marca el inicio de la estación favorita de muchos y de la recta final del año. En esta temporada solemos cambiar nuestras actividades, nos sentimos un poco diferentes y a partir de hoy nos urge un poco más el cambio de horario.

El equinoccio de otoño marca ese momento en el que la posición del Sol con respecto al Ecuador hace que hoy duren lo mismo el día y la noche en todo el planeta. El cambio de estación implica que empecemos a hacer ciertas cosas de las que no somos muy conscientes, ya que nos parecen bastante lógicas:

1. Tomas más café (pumpkin, porque está cool)

En esta temporada, hasta el menos asiduo al café suele tener antojo de la bebida. El clima nos hace querer calentarnos, las actividades sociales nos hacen tomarlo por convivir y hasta los buscamos con ingredientes de temporada como la calabaza. Incluso los tomamos latte “porque cae mejor con el frío” sin importar cómo asimilemos la lactosa.

2. Automáticamente te da frío

Bueno, la verdad es que en CDMX hacía frío desde agosto, pero a partir de hoy es “legal” quejarte más al respecto y vestirte de acuerdo al clima, sacando ese abrigo que casi nunca tienes oportunidad de usar.

3. Es la temporada de sacar tu chaleco

Esa prenda a la que no le ves razón de ser en el frío invierno ni en las estaciones calurosas es la más popular del otoño: nada como sentirte protegido y tener los brazos más o menos libres para cualquier actividad.

4. Comienzas a revisar disfraces de Halloween

Seamos sinceros, llevas meses esperando esto y estás listo para la fiesta de disfraces. Si no vas a salir en este año que seguimos medio encerrados, igual estás buscando algo para presumir en Instagram.

5. Ves pelis de terror

De repente tienes esa necesidad inexplicable por ver todas las películas que te faltaron de alguna saga o ponerte al corriente antes de los próximos estrenos. Claro, esto se debe a que las plataformas de streaming también reviven las películas de horror en su catálogo y la oferta es muy completa.

6. Ves mandarinas y tejocotes por todos lados

Prácticamente desde el regreso a clases nuestras frutas favoritas son las navideñas y las que tienen mucha vitamina C, porque los fríos se acercan.

7. Comes pan de muerto porque ya se vale

Decir que es el pan dulce favorito de México no es exageración y el que sea de temporada lo hace aún más especial. Por eso te aguantaste para comerlo aunque está disponible en las panaderías desde antes de los chiles en nogada. Y las calorías nos preocupan menos ahora que “las necesitamos” y no hay por qué mostrar piel.

8. Sientes una especie de emoción extraña

Andas más sensible que nunca y no sabes por qué, de repente estás emocionado ante los planes de fin de año y los cierres de ciclos, pero también algo de nostalgia por lo que se va y todo lo que no sucedió.

9. Empiezas a usar pijamas calientitas

Son un must de la temporada y más en tiempos de home office. Tal vez sea momento de renovar tu pijama y de una vez hacerte de un mameluco con gorro y orejas de un animal real o fantástico: también te servirá para las fotos navideñas.

10. Vas al súper y compras la combinación de Halloween, Día de Muertos y Navidad

De repente te deja de ofender que las temporadas se mezclen en el súper y descubres que es muy práctico prepararte para todas las celebraciones próximas. Aparte, después del aniversario del Grito de Independencia, solemos sentir que ya se acabó el año.