Black Eyed Peas demanda a empresa de juguetes por plagiar “My Humps”

En un video promocional unicornios cantan sobre su popó al ritmo de “My Poops”.
Por: Katia Rodríguez Rodríguez
Lead
Vía Getty Images y @nananasurprise518
Black Eyed Peas y los unicornios de Poopsie Slime Surprise
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En muchas ocasiones las marcas de productos crean canciones pegadizas para vender sus productos o servicios. Muchas veces ayuda si es un tema ya popular, por lo que es común que se invite a artistas para modificar sus hits para que la letra invite al público a comprar. Pero, también llega a ocurrir, que cuando no se tienen los derechos para utilizar cierta música se recurre a melodías y tonadas muy parecidas.

Un caso reciente que se ha dado a conocer es la demanda interpuesta por la compañía musical BMG a la empresa MGA Entertainment por utilizar el tema “My Humps”, una de las canciones más populares del grupo estadounidense Black Eyed Peas, para promocionar el juguete Poopsie Slime Surprise, una colección de unicornios que, al apretarlos, sale de su interior tiene un slime dorado con diamantina que asemeja a las heces. El empaque del juguete invita a los usuarios a disfrutar de un videoclip en YouTube.

“My Poops” presenta a una girl group conformada por cuatro unicornios que preguntan qué van a hacer con su popó. El video presenta líneas muy parecidas tanto en ritmo como en letra a “My Humps”. Por ejemplo, se puede escuchar “What you gonna do with all that poop / All that poop uh uh” que se parece a “Whatcha gon' do with all that junk / All that junk inside your trunk?”; lo mismo con el verso “Check it out / I drive my parents crazy / The poop I need everyday” y “Check it out / I drive these brothers crazy / I do it on the daily”. A lo largo del tema se repite la frase “My Poops” en una forma muy parecida a como lo hace “My Humps” en la canción original.

También se puede observar al grupo de unicornios bailar una coreografía que enfatiza el movimiento de caderas, haciendo close-ups para mostrar mejor algunos pasos. “My Humps”, tanto en su letra como video musical original, hace referencia a las caderas.

La demanda fue interpuesta por violar los derechos de autor en una corte federal de Manhattan, en Estados Unidos bajo el apartado de plagio y no parodia, ya que este último se encuentra protegido por la ley. BMG alega que “My Poop” presenta elementos musicales y líricos muy similares a “My Humps”, los cuales fueron utilizados sin autorización. Además, en el video, según la compañía musical, la vocalista principal tiene una voz muy similar a Fergie. El título hace una referencia directa al tema original.

BMG considera que una canción exitosa como “My Humps” “agrega un gran valor cuando se incorpora a un producto o se usa en un anuncio de video, porque aumenta el reconocimiento del consumidor, el compromiso del consumidor y la atención al producto”. Con este conocimiento, consideran que MGA Entertainment copió el tema intencionalmente. Los abogados dimensionaron el daño explicando que Dancing Unicorn Toys es vendida por todo el mundo y su línea Poopsie Slime Surprise ha generado decenas de millones de dólares en ingresos para el demandado.

“My Humps” fue el tercer sencillo del disco “Monkey Business” y fue una de las canciones más populares del 2005, al grado de ganar el premio Grammy en 2007 por “Mejor Actuación Pop por un Dúo o Grupo”. Este tema incluye un fragmento de las canciones “I need a freak” de Sexual Harassment y “Wild thing” de Tone Lōc.