Getty / Getty

El asesino de John Lennon pidió de nuevo su libertad y, por supuesto, fue rechazado

facebook

twitter

whatsapp

Email

Mark David Chapman continuará pagando la muerte del ex Beatle desde la cárcel

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Mark David Chapman, conocido por ser el hombre que asesinó a John Lennon en 1980, pidió una vez más a las autoridades su libertad condicional, y así como las diez ocasiones anteriores, su solicitud fue rechazada.

De acuerdo a TMZ , Chapman, quien actualmente tiene 65 años de edad, tuvo una entrevista más con el sistema penitenciario de Nueva York el pasado 19 de agosto, pero este miércoles, un portavoz del Departamento de Correccionales y Supervisión Comunitaria reveló que ésta no fue aprobada, por lo que tendrá que esperar dos años para volver a pedir una evaluación a su solicitud.

Mark Chapman había pedido anteriormente su libertad condicional en 2018, 2016 y 2014, pero desde el 2000 está intentando obtenerla. El sistema penitenciario argumenta que liberarlo sería “incompatible con el bienestar y seguridad de la salud mental”, además de que Yoko Ono, quien fue esposa de Lennon, también se ha negado rotundamente a que el hombre salga de prisión.

John Lennon fue asesinado a balazos por Mark Chapman en Nueva York el 8 de diciembre de 1980, mientras estaba por entrar a su casa en el edificio conocido como The Dakota, en el Upper West Side de Manhattan, frente al Central Park, donde Chapman lo esperaba y para dispararle cinco veces frente a Yoko.

Ese mismo día, el asesino de John Lennon lo había conocido más temprano, en ese mismo lugar, buscando que el ex Beatle le firmara su último disco "Double Fantasy", sin embargo, el fanático llevaba horas acechándolo afuera de la propiedad, esperando a que el músico regresara de una sesión de grabación nocturna después del estreno de su álbum como solista.

Incluso existe una fotografía que captó el momento en el que Lennon le firmó su LP, inmortalizando uno de los momentos más controversiales de la cultura pop.

Tras dispararle y ocasionarle varias heridas en la espalda y hombro al británico, el cantante fue llevado al St. Luke's-Roosevelt Hospital Center, donde fue declarado muerto. Chapman permaneció en la escena de crimen, fue arrestado, se declaró culpable y recibió una sentencia de 20 años a cadena perpetua.