Matt Winkelmeyer/Getty Images

Britney Spears y las asfixiantes reglas con las que vive bajo la tutela de su padre

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante de "Toxic" hará una solicitud para recuperar su autonomía de manera legal

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Ha sido mucho el tiempo el que Britney Spears ha tenido que invertir para recuperar su autonomía legal y dejar atrás la era en la que su padre, Jamie Spears, maneja su vida. Durante este tiempo, la cantante se ha tenido que someter ante algunas reglas que sonarían ridículas, pero que la artista ha tenido que acatar.

Este miércoles, la intérprete de "Toxic" comparecerá ante el juzgado de Los Ángeles, mismo que decidiría el futuro de la figura legal que controla su vida desde hace 13 años.

A lo largo del proceso para quitarle la tutela a su padre, la cantante ha revelado tenerle "miedo a su padre", quien se encarga de administrar sus bienes. Ahora, gracias a los diferentes documentos de los juicios que se han revelado, las investigaciones de The New York Times y el documental que crearon nos damos la idea de lo que es vivir "bajo las órdenes de Jamie Spears.

El diario estadounidense recopiló información sobre los registros judiciales confidenciales sobre el amparo que Britney Spears interpus desde hace 5 años, mismo en el que un investigador de la corte recopiló algunas facetas de la vida de la cantante.

Las tóxicas reglas que debe seguir Britney Spears

Britney Spears siempre debe salir con un equipo de seguridad y un asistente, mismos que determinan sí puede usar su tarjeta de crédito o no, sin importar si ella lo quiera o no. Además, si ella quiere invertir dinero en su casa, debe de hacer una solicitud a su padre, como si se tratara de un gasto empresarial; ella quería cambiar los gabinetes de su cocina, pero le dijeron que "no hay presupuesto".

También ha sido sometida a varios exámenes toxicológicos en una sola semana, lo que ha hecho que le tema a no cumplir alguna regla de su padre. Esto ha provocado que la cantante se refiera a la tutela de su padre como "una herramienta opresiva y controladora en su contra".

Además, todas estas personas que trabajan para complicarle la vida reciben un salario que sale de las ganancias de la propia Britney Spears, lo que ha hecho que no quiera volverá a presentare en un escenario hasta ser libre.

También reveló que "se había sentido obligada por la tutela a permanecer en un centro de salud mental y actuar en contra de su voluntad", lo que es un claro ejemplo del poder que tienen sobre ella.

Bajo el lema de #FreeBritney” (Libertad para Britney), los fans de la cantante y aquellos que desean verla vivir su vida en paz, exigen que se le de la responsabilidad de su propia vida. Al menos, ahora su padre debe de compartir las decisiones con un fondo de inversión que escogió la propia artista.