Dr. Simi: El origen del peluche, su causa y dónde conseguir uno

facebook

twitter

whatsapp

Email

¿Quién hace los peluches del Dr. Simi que los fans avientan en los conciertos?

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Un personaje se ha vuelto inesperadamente popular en México y ha llegado a algunos de los escenarios más importantes del país; estamos hablando del Dr. Simi, quien ha sido el peculiar regalo para artistas como Aurora, The Killers, Coldplay y recientemente Rosalía, por lo que aquí te contamos lo que hay detrás del peluche.

A pesar de que muchos relacionan al personaje con las Farmacias Similares que están por toda la República, el origen del peluche del Dr. Simi en realidad tiene una muy buena causa, pues aunque hay quien cree que tiene un contexto publicitario para la marca, son elaborados por una empresa que apoya en la inclusión laboral a personas con discapacidad.

Se trata de la empresa CINIA, ubicada en Cholula, Puebla, y tiene enfoque social para aportar a la integración social debido a que el 90% de las personas que laboran ahí tienen alguna discapacidad.

La fábrica le da empleo a alrededor de 400 personas y el proyecto tiene la frase “elaborados con amor”; cabe destacar que Farmacias Similares no se lleva ninguna ganancia, así que cada vez que compras uno para dárselo a alguna banda estás poniendo un granito de arena a la causa.

¿Dónde comprar un peluche de Dr. Simi?

Si quieres el tuyo, puedes comprarlo en la página de La Fábrica del Dr. Simi, Farmacias Similares y según el sitio, pronto en Amazon o Mercado Libre.

"CINIA es un proyecto empresarial de integración socio | laboral que ha evolucionado a una comunidad donde hoy casi 400 colaboradores con discapacidades sensoriales, intelectuales y/o motrices, día a día hacen de su trabajo, un ejemplo de inspiración para muchos otros", señalan.

Los Dr. Simi no solo han llegado a las manos de artistas en México, pues los fans los han llevado tan lejos como entregárselos –o más bien aventárselos y darles en la cara–a Lady Gaga en Canadá o a My Chemical Romance en Hungría.