Hell and Heaven 2022: El regreso de Pantera y el último concierto de Kiss

Este año hubo bandas legendarias y sorpresas en un fin de semana dedicado al metal.
Por: Oswaldo Betancourt
Lead
Oswaldo Betancourt Lozano
Pantera y Kiss.jpg
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Este fin de semana, del 3 al 5 de diciembre, el Foro Pegaso del Estado de México se convirtió en el punto de encuentro de miles de fans del metal y géneros ad hoc en el Hell and Heaven, donde Pantera volvió a tocar y tuvimos el último concierto de Kiss.

El acto principal fue sin lugar a dudas el cuarteto formado por Tommy Thayer, Paul Stanley, Gene Simmons, Eric Carr cerraron el festival y tuvieron la mayor asistencia por ser su show de despedida en el país. Entre pirotecnia, pelotas y un gran show en el que los integrantes se alzaban en plataformas, fue sin duda la cereza del pastel, y uno de los momentos que quedaron marcados en todos los presentes fue cuando Paul "voló" de un escenario a una plataforma en medio de la multitud.

Hell and Heaven 2022: Tres días de metal, clásicos y sorpresas

Los últimos minutos del domingo y la primera hora del lunes estuvieron musicalizadas por éxitos como “War machine”, “Psycho circus”, “Love gun”, “Black diamond”, “Do you love me”, “I was made for lovin' you” y “Rock and roll all nite". Sin lugar a dudas fue una noche especial porque, también, aclararon que era su décimo concierto en nuestro país.

Lo impresionante del Army de Kiss fue que hubo decenas de niños con el rostro maquillado y algunos con atuendo completo. Y es que los infantes entraban gratis al festival y eso le dio un toque familiar al evento, pues incluso se vieron pequeños en los hombros de sus papás o hermanos en bandas de punk mexicanas que estuvieron en el Modelo Stage como Acidez y Garrobos, y el vocalista de ésta última cantó un tema con su nieta de 11 años.

Ahí mismo se presentó Ska-P y otra de las bandas más aclamadas y con más público de ese escenario: Panteón Rococo. The Interrupters estuvo feliz de tocar por primera vez en el país y en el mismo lugar estuvo Bad Religion, Black Flag y Doyle tras haberse presentado una semana antes en la Ciudad de México.

Otros de los grandes actos del festival fueron Judas Priest y Slipknot, los últimos encargados de cerrar el segundo día con temas como "Spit it out", “Disasterpiece” y “Wait and Bleed”, en medio de llamas y un show de locura, mientras que Rob Halford entonó “Electric Eye”, “Riding on the Wind”, “Judas Rising”, “Devil’s Child”, “Turbo Lover” y, por supuesto, "Breaking the law".

El viernes hubo una presentación que hizo historia por tratarse del regreso de Pantera, luego de más de 20 años sin caminar en los escenarios, pero ahora con una nueva alineación formada por el guitarrista Zakk Wylde, el baterista Charlie Benante, Phil Anselmo como vocalista y Rex Brown en el bajo, La agrupación le dedicó el concierto a los integrantes fallecidos: Dimebag Darrell y Vinnie Paul Abbott. En su setlist se incluyeron "Mouth Of War", "Strenght Beyond Strenght", "Becoming", "I’m Broken", "Yesterday Don’t Mean Shit", "Fucking Hostile", el cover de "Planet Caravan" de Black Sabbath y "Walk".

Scorpions cerró el escenario principal, tras recibir las llaves de la ciudad de Toluca, con "Rhythm of Love", "Believe in love", "You & I", "Send me an angel", "Wind of change", y el clásico que no podía faltar "Rock you like a Hurricaine".

El poder femenino retumbó con bandas como Kittie, que regresó a nuestro país después de muchos años y emocionó con "Brackish". Butcher Babies, lidearada por Heidi Shepherd y Carla Harvey tuvo buena recepción del público, así como la bella voz de la pelirroja Simone Simons cantando en Épica y, en contraste, Alissa White-Gluz de Arch Enemy con sus cantos guturales y su cabello azul.

Otros actos que se lucieron fueron Avatar que, pese a tocar temprano, tuvieron una gran asistencia. En el True Metal Stage no fue apto para cualquiera al contar con Cradle of Filth, Venom, Born of Osiris y los rusos de Slaughter to Prevail fueron quienes en realidad despidieron el festival al cerrar a las 2:00 horas de la mañana del lunes.