Thomas M Jackson/Redferns

En Inglaterra se realizó el primer concierto con "corralitos" para separar al público

facebook

twitter

whatsapp

Email

En el evento tocó Sam Fender y fue el primero de su tipo en contar con rejillas para separar por pequeños grupos y mantener la sana distancia

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En esta carrera por quien logra inventar la mejor manera para que los eventos en vivo puedan regresar casi como los conocemos, surgió en Inglaterra el primer concierto con plataformas y rejillas, como corralitos, que separaron a los asistentes como protocolo de salubridad.

De acuerdo a la BBC, el encargado de debutar en este tipo de shows fue Sam Fender, quien tocó en el Gosforth Park de Newcastle, ante alrededor de 2,500 personas que disfrutaron el espectáculo con un sistema que procuró la sana distancia mientras que les regresó la esperanza de escuchar música en vivo a pesar del coronavirus.

Las plataformas instaladas exclusivamente para el concierto realizado en el Virgin Money Unity Arena dieron, no solamente un espacio con menor riesgo de contagio, también es una excelente idea para que los fans puedan ver mejor.

Acerca del evento, Sam Fender dijo en sus redes sociales que era una oportunidad para “disfrutar responsablemente y seguir las reglas para mantener a todos a salvo”.

A los asistentes se les pidió que usaran cubrebocas en áreas comunes como baños, usar gel anti bacterial para evitar salir de sus espacios si no era necesario, además de que el concierto contó con una plataforma de bebidas y alimentos que podían ser pre-ordenados por adelantado para evitar que se hicieran filas.

Otra medida que ayudó a que no se juntara demasiada gente fue que al evento solo podían asistir grupos de máximo 5 personas en los espacios habilitados para guardar la distancia social.

Y como el concierto fue un éxito, The Libertines, Van Morrison y Supergrass serán los próximos en presentarse en el recinto británico con esta especie de "corralitos" que podrían convertirse en el futuro cercano de los eventos masivos en vivo.