Integrantes de Rammstein se besan en la boca en concierto en el Foro Sol

Los músicos se demostraron amor en el escenario
Por: Jean G. Fowler
Lead
rammstein (2).jpg
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Miles de fans han presenciado el explosivo show de Rammstein en el Foro Sol, donde la banda alemana ha sorprendido al máximo con su espectacular e inigualable montaje que incluye torres de fuego, pirotecnia, efectos visuales y otros artefactos dignos de una película de ciencia ficción.

El sexteto de Berlín tiene un total de 3 conciertos en el Foro Sol completamente sold out, lo cual significa que serían casi 200 mil personas las que presenciarán el acto del Amerika Stadium Tour; 65 mil por día.

Los conciertos de más de dos horas de duración incluyen un repaso por la carrera de la banda, con especial énfasis a las canciones de su nuevo disco “Zeit”, lanzado en 2022.

En el setlist, coordinado perfectamente por un verdadero espectáculo con artefactos como una arco de “flechas” que se encendía en llamas y hasta un lanzallamas, Rammstein toca temas como “Armee der Tristen”, “Zick Zack”, “Links 2-3-4”, “Puppe”, “Deustschland”, “Radio”, “Mein Teil”, “Du Hast”, entre otras que completan más de 20 canciones”.

Sin embargo, además de la música y el fuego, algo que llamó especialmente la atención de los mexicanos ha sido el momento en el que Paul Landers y Richard Kruspe se dieron un par de besos en la boca mientras tocaban para liberar la tensión.

Dicho gesto fue similar al del 2019 en Rusia, cuando retaron la política anti-LGBTQ de Putín que prohíbe la libertad sexual, por lo que los fans mexicanos, sumergidos en los cañonazos enloquecieron.

Video del beso de Rammstein

En total, Rammstein tocó el 1, 2 de octubre y le queda la fecha del 3 de octubre en el Foro Sol con la que cerrarán su paso por México. Esta es la primera visita del grupo desde el 2019, cuando tocaron en Año Nuevo en Puerto Vallarta, por lo que se mostraron agradecidos ante el abrumador agradecimiento de sus seguidores en el recinto, donde el vocalista Till Lindemann se aventó a hablar algunas palabras en español como muestra de apreciación.