Nada que el reggaetón no puedan arreglar

facebook

twitter

whatsapp

Email

Una noche llena de baile fue la que nos regalaron Abraham Mateo, Mau y Ricky

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

México fue testigo de la primera colaboración en vivo entre los hermanos venezolanos y el joven español, la cual resultó todo un éxito.

Horas antes del concierto, cientos de personas caminaban por afuera del recinto. Las gorras, pulseras y playeras del evento posaban en las cabezas, muñecas y dorsos de los fans de la música urbana.

"Yo soy fan de Mau y Ricky desde hace dos años. "Mi Mala" fue la primera canción que escuché y me enamoré de ellos", dijo Sofía, mientras tarareaba la canción.

"Definitivamente mi canción favorita es "Desconocidos" y de Abraham "Loco Enamorado", son las que voy a cantar más fuerte ", continuó mientras compraba la pulsera con la leyenda Mau y Ricky + Abraham Mateo.

20:30 horas y la planta baja del Pepsi Center lucía casi llena, un pequeño espacio se asomaba al fondo, mientras los cantantes aún no salían.

Treinta y cinco minutos después de lo programado en los boletos, los gritos comenzaron a sonar "Abraham, Abraham", mientras los flashes de los celulares se activaban.

Instantes después las luces del lugar se apagaron por completo y los gritos descontrolados hicieron vibrar la oscuridad. Pequeñas estelas de luz empezaron a salir debajo del escenario y los teloneros V One salieron bailando.

Los argentinos comenzaron a poner el ritmo de la noche con "Esto Es Amor", seguido de "El Último Romántico" y para cerrar con broche de oro, su éxito más escuchado "Aventura".

Con la pista llena de energía y el público con el ritmo en el cuerpo, la mesa estaba servida para el platillo principal.

Media hora pasó y no había rastro de los hermanos Montaner, ni del joven español. El villano, una falla técnica en la pantalla principal, dicho problema comenzó a causar tensión en el público, que comenzó a corear impaciente.

"Que empiece, que empiece", mientras unos silbidos que pedían la aparición de los cantantes se comenzaron a escuchar. A los quince minutos de solo ver pasar a técnicos por el escenario, la mitad del público comenzó a darse por vencido y se sentó en la parte trasera de la platea. La adrenalina se había ido.

Una situación difícil enfrentaban Mau y Ricky, pero nada que el bajo del reggaetón no pueda revertir: "Ya no tiene novio" fue la canción encargada de mover a todos y convertir una fiesta el Pepsi Center.

"México siempre ha sido el país por conquistar. Para nosotros esto es un sueño. Es por eso que queremos compartir con ustedes estas canciones que nosotros escribimos canciones para otros artistas".

El dúo comenzó a cantar "Pineapple", siguieron con "1,2,3", " Sin Pijama" y terminaron con "Vente Pa Ca".

"Es la canción más personal que hemos escrito", mencionó Mau que posteriormente comenzó a entonar "Perdóname"de forma acapella acompañado por el público, sin duda uno de los momentos más sentimentales de la noche.

Siguieron con "Farsante" para continuar sorprendiendo con temas de otros cantantes de la música urbana.

Pero todo explotó cuando Mau y Ricky decidieron bajar al público mientras cantaban su canción "Japonesa".

Una interrupción se presentó para hacerles entrega del Disco Platino por el éxito "Mi Mala" y Doble Patino más Oro por el hit "Desconocidos", ocasión especial que aprovecharon los compositores para tomarse una selfie con el público.

Eran las 23 horas y aún faltaba Abraham Mateo y una hora de fiesta, pero la tardanza volvió a impacientar al público, que más de la mitad decidió abandonar el concierto, dejando un desolado panorama para el joven de 20 años.

Sin embargo, Mateo cerró con broche de oro un complicado concierto, con sus éxitos "Loco enamorado" y "La Boca Agua" prendió de nueva cuenta a la poca gente que quedaba.