JC Olivera/WireImage

¿Paulina Rubio está en bancarrota? La verdadera razón por la que vende saludos virtuales

facebook

twitter

whatsapp

Email

La 'Chica Dorada' enfrenta difíciles momentos económicos y ahora hasta su mamá salió a defenderla por vender saludos para sus fans

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Desde hace unas semanas, trascendió la noticia de que Paulina Rubio vende saludos virtuales a quién pague alrededor de 2 mil 500 pesos para recibir un mensaje de la famosa “Chica Dorada”, algo que, al mismo tiempo, generó críticas, mientras que se habló de la supuesta difícil situación económica que atraviesa la cantante desde que comenzó la pandemia.

Los rumores señalan que la cantante de temas como “Ni Una Sola Palabra” o “Yo No Soy Esa Mujer” estaría prácticamente bancarrota, por lo que encontró sustento en la venta de mensajes personalizados para sus seguidores en línea, algo que su mamá, Susana Dosamantes, defendió.

"Cuando no se trabaja en una pandemia, como todos, pues sí es duro. Ha sido una pesadilla para el mundo, no para nosotras nada más", dijo a los medios de comunicación en una declaración recogida por People en Español.

"Creo que todo el trabajo que sea honrado es bueno. Porque como ella no es una persona que se haya casado con un multimillonario, ni heredó tampoco multimillones míos [debe buscar la forma de obtener ingresos]. Somos gente de trabajo, como todos ustedes, tenemos que trabajar y creo que es loable que haga algo sano, decente y correcto. Me da mucha pena la gente que critica. Deben ser millonarios y se están rascando la tripa ahí echados", señaló la madre de Paulina Rubio sobre la situación que enfrenta la artista.

Paulina Rubio, como miles de cantantes alrededor del mundo, se han visto seriamente afectados por el covid-19, lo cual los ha llevado a mantenerse alejados de los escenarios o promocionando su música de manera activa. Esto la ha llevado a tener dificultades con sus finanzas e incluso se dijo que no había podido pagar los impuestos generados por la mansión que tiene en Miami, Florida.