Taxista encuentra el pasaporte de Julian Casablancas de The Strokes

El cantante perdió su pasaporte cerca de una playa en Costa Rica
Por: Jean G. Fowler
Lead
Kevin Winter/Getty Images
Julian Casablancas de The Strokes
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Los taxistas están más que acostumbrados a encontrarse objetos olvidados en los asientos de sus vehículos, ya que la gran mayoría de nosotros ha sentido ese mini infarto al darnos cuenta que dejamos el celular o algo importante al bajar del coche, sin embargo, son pocas las veces en las que una historia así se vuelve viral, pues este conductor se encontró en con el pasaporte de Julian Casablancas, sí, el de The Strokes.

Y por más increíble que parezca esta historia, sucedió hace unos días en Costa Rica, donde un conductor llamado Ranny Rodríguez manejaba su coche cerca de la playa de Santa Teresa, cuando se dio cuenta que había un pasaporte tirado en la carretera.

Como buen samaritano, Ranny se detuvo para recoger el documento y sin saber que su propietario es uno de los músicos más famosos del mundo, compartió una fotografía en su Facebook para ver si lograba regresárselo, pues seguramente el intérprete lo dejó sin darse cuenta mientras disfrutaba de unas vacaciones.

El taxista siguió realizando sus viajes, pero, preocupado porque el dueño no pudiera regresar a su país de origen, le preguntó a una amiga estadounidense que le ayudara, quien tampoco reconoció a Julian Casablancas, pero su esposo sí, por lo que pudieron contactar al cantante vía redes sociales.

Para la buena suerte de Julian, su mánager vio el mensaje en Instagram y se puso de acuerdo con el taxista para que se lo pudieran regresar; de acuerdo a lo que contó Ranny a un periódico local, no conoció al vocalista de la banda de rock, pero sí logró entregar el pasaporte a su equipo y eso fue más que suficiente.

Por otro lado, también confesó que le pidieron que borrara toda la información de Facebook para evitar problemas con los datos del pasaporte y que no recibió ningún tipo de recompensa, pero se sintió bien al ser honesto.