Mala Rodriguez Concierto

Foto: Instagram

Una madrugada con La Mala Rodríguez en Mixcoac

facebook

twitter

whatsapp

Email

Fuerte y con el respeto de todos, así estuvo el concierto de la rapera gitana

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Por Oswaldo Betancourt. Mixcoac ha sido el hogar de mujeres de altura, como Gabriela Mistral, chilena con un Nobel de literatura; la psicóloga austriaca Marie Langer; la ganadora del pulitzer, Katherine Anne Porter y, por una noche, de La Mala Rodríguez .

Ayer, otra extranjera fue bien recibida, una española, una muy querida. Las puertas del Warehouse se abrieron a las nueve, Hadrian cantó antes unas rolas, eso estuvo leve.

Cada tema de esta rapera es una bala, dieron las doce, ya querían a La Mala; salió acompañada de dos chavalas y abrió con un tema reciente, “Gitanas”.La nacida en Cádiz tiene mucha presencia, traía una minifalda negra, una blusa ligera, usó tacones y presumió sus enormes piernas, a veces sola, a ratos con sus bailarinas bellas.

Sonó “Caja de madera” y “La niña”, “Tengo un trato” prendió con su letra fina. Cantó “33” agarrando un bate, es una maja dura, a la gente le late.Después de “Cuando tú me apagas” bailó arriba  de la mesa, justo donde el DJ tenía la tornamesa. Imbricó “Mátale” con “Especias y especies” , sacó unas pistolas de juguete y le disparó agua a los asistentes.

Ver esta publicación en Instagram

¿Quién manda aquí? ? @malarodriguez ? ?@oyecarolina . . #malarodriguez Una publicación compartida de Ibero 90.9 (@ibero909) el

El flow siguió con “Volveré”, y “Nanai” fue coreada con ganas; luego de “El gallo” preguntó ¿Dónde están mis brujas? y llegó a “Galaxias Cercanas”.

Todos se unieron para cantar “Por la noche”, el momento clímax del concierto. Vino “Tengo lo que tú quieres” y “Tambalea” llevó el baile hasta el suelo.

María Rodríguez Garrido entonó “Contigo”, su nuevo sencillo y así se despidió; eran casi las dos de la mañana, con ganas de más nos dejó. Una noche para recordar en este inmueble ubicado sobre Revolución, a cargo de una mujer que canta con muchos ovarios y con el corazón en la mano.