Mezcalent/ Fana López

Joaquín Bondoni se convirtió en Santa Claus y salió a sorprender a sus fans

facebook

twitter

whatsapp

Email

Aprovechando el lanzamiento de su calendario 2020, acompañamos a Jo Jo Joaquín a repartirlos por la Ciudad de México

Este año, Joaquín Bondoni , sin duda, se transformó en una de las figuras más importantes de la televisión y del mundo del Internet. Lo que comenzó con su participación en Mi marido tiene más familia , terminó en un fandom tan grande que, en cierta forma, se convirtió en otra familia.

Con el apoyo de un grupo de fans tan unido, Joaquín ha seguido adelante cumpliendo sus sueños. Desde continuar contando la historia de Aristemo en Juntos el Corazón no se Equivoca hasta presentarse en los Premios Telehit 2019 al lado de Emilio Osorio, frente a un público de más de 60 mil personas.

Parte de las metas de Joaco para este 2019, fue el lanzamiento de su propio calendario . Bondoni no solo posó para las fotos, estuvo involucrado en todo el proceso creativo, pues quería entregarles a sus admiradores algo que viniera directo de su corazón, para mostrarles lo agradecido que está con ellos por todo el apoyo.

El calendario comenzó a trabajarse en agosto de este año, pero claro, él guardó el secreto hasta finales de noviembre. Las más de 50 fotos que aparecen en el calendario se tomaron en dos locaciones diferentes, además, en las 12 hojas predomina el color morado. Tiene espacio para notas importantes, un póster exclusivo y hasta una plantilla de stickers.

El 30 de noviembre, conocido por sus fans como el JOACO DAY, Joaquín sorprendió a sus seguidores con el calendario. El fandom, una vez más, reaccionó de forma increíble.

Bondoni está inmensamente agradecido con toda la gente que lo ha apoyado, por eso, al ver la reacción de su público ante la salida del calendario, no pudo evitar planear una sorpresa más.

Fue así como terminamos acompañando a “Jo Jo Joaquín” a sorprender a tres de sus admiradoras. Con los calendarios en mano, la ayuda de una tía que quiere mucho a su sobrino, coordinación con el servicio de paquetería y un par de cámaras, nos lanzamos a la aventura.

Aunque cada entrega se vivió diferente, en todas hubo algo en común: tanto los fans, como Joaquín, hablaron de lo agradecidos que estaban el uno con el otro.

En el primer destino, nos encontramos con una mamá que había pedido el calendario para su hija, cuando bajó por él, se encontró con Joaquín Bondoni en la puerta del lugar. Fue increíble comprobar que el fandom no se compone solo de chicas, porque esta mamá estaba súper emocionada, no dejaba de sonreír, se le llenaron los ojos de lágrimas y le agradeció a Joaco por ser tan atento con sus fans.

Después de las fotos, la firma del calendario, muchos abrazos y un intercambio de palabras bastante emotivo, llegó el momento de seguir con el recorrido. Claro, no sin antes grabar un mensaje para la chica que sería la dueña del calendario.

Mientras escuchábamos música de Ariana Grande y hablábamos de los mejores chicles para hacer bombitas, también discutimos un poco sobre el calendario. “Le ha ido muy bien, el día que salió a la venta, hasta se cayó la página”, nos dijo Joaquín en nuestro recorrido por las calles de la Ciudad de México. Sabiendo lo comprometido que es el fandom, realmente no nos sorprende.

Bondoni, quien a sus 16 años es un chico bastante maduro y centrado, pero que no pierde esa chispa y alegría que lo caracteriza, nos repitió que estaba muy agradecido con sus fans, “me recargué de una energía increíble. Estoy muy nervioso pero muy emocionado”.

En uno de los destinos, las seguidoras ya sospechaban que no llegaría un servicio de paquetería normal a hacer la entrega, aún así, cuando Joaco se bajó del coche y corrió a saludarlas, ambas se quedaron en shock. Joaquín fue increíblemente atento con ellas, les agradeció por comprar su calendario y las escuchó con atención. Incluso recordó que las había visto en un meet & greet tiempo atrás.

“Lo compré el día que salió, estaba muy nerviosa. Es más, sin querer lo seleccioné tres veces, de los nervios,” nos contó una de las afortunadas que recibió a Joaco en la puerta de su casa.

Para cuando salimos de la segunda casa, en Internet, las fans ya compartían fotos y hablaban de que Joaquín Bondoni andaba por la CDMX repartiendo calendarios. Nos detuvimos unos minutos para que Joaquín grabara una historia para su Instagram, confirmándoles la noticia.

A lo largo del recorrido me ganó la curiosidad, no pude evitar buscar el nombre de Joaquín en Twitter, me encontré, claramente, con tuits divertidísimos y memes del nuevo Santa Claus; el fandom ya estaba llamándolo “Jo Jo Joaquín”. La verdad es que pocas veces había visto un nivel de organización tan grande y veloz como el de sus admiradores, pero Bondoni, más que sorprendido, estaba emocionado; él sabe que siempre cuenta con ese apoyo.

“En serio, significa mucho para mi,” nos dijo en más de una ocasión. La tercera casa fue la forma perfecta de cerrar la noche. Ahí nos recibió una familia completa. Sí, una mamá, una hija y un par de abuelitos, todos fans de Joaquín desde el principio.

La familia entera le repitió una y otra vez lo mucho que lo admiraban, lo increíble que les parecía su talento y todo lo que habían hecho para poderlo ver en sus diferentes presentaciones. Joaquín no paró de agradecerles, incluso se sentó a platicar con la abuelita y hasta les cantó un poquito.

Ese momento terminó de reafirmarnos que el fandom de Joaquín Bondoni es enorme.

Como buen Santa Claus, Joaco se despidió deseándoles felices fiestas a sus seguidoras, con su gorrito navideño bien puesto y dejando sonrisas y buenos deseos a su paso.

Todo el camino de regreso al coche, Joaquín no se cansó de repetir lo feliz que estaba. “Estuvo increíble,” repetía una y otra vez. Esa misma energía nos la transmitió a todos a su alrededor. Por unas horas pudimos vivir de primera mano la energía y la unión dentro de su fandom, y convivir con alguien que, a pesar de su fama en ascenso, no deja de ser agradecido y de demostrarles a sus seguidores lo mucho que los quiere.

Aún cuando nos despedimos y volvimos a agradecernos mutuamente por la oportunidad, Joaquín nos dejó llenas de esa energía positiva. Al parecer él no fue el único que se “recargó”.

Hace poco Joaquín comentó en una entrevista para Las Estrellas que su máximo sueño es “ser feliz y no sólo el próximo año, sino toda la vida, luchar por la felicidad más que nada y seguir haciendo lo que es mi pasión, que es el arte, ese es mi propósito de todos los años”.

Después de vivir esta aventura de Santa Claus a su lado, no nos queda duda que Joaco va por buen camino y que, no solo está cumpliendo sus metas laborales, sino su sueño de ser feliz.