Así se vivió el Festival Marvin 2018

Foto: Adrián Ruíz

Así se vivió el Festival Marvin 2018

facebook

twitter

whatsapp

Email

Desde Tito Fuentes de Molotov, The Drums, Simpson Ahuevo, The Editors, Gang of Four y muchos más enciendieron el corazón de la CDMX

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El Festival Marvin invadió las calles de la zona Roma-Condesa por octava edición en una exposición de propuestas musicales que incluyó talento nacional e internacional.

Entre ellos, Simpson Ahuevo en el Parque España, uno de los raperos más relevantes del momento en la escena quién estrenó recientemente “Jorge”, disco en el que se aleja de la fiesta y profundiza en la vida diaria.

Hubo de todo. Desde proyectos nuevos hasta aquellos que han marcado la historia de la música, como Buzzcocks, que a pesar de tener ya algunos años encima, siguen emitiendo energía y emocionando a sus fans, quienes incluso armaron un pequeño slam dentro del Plaza Condesa.

La legendaria banda Gang of Four tocó por primera vez en México en el marco del Festival Marvin. A pesar de que tuvieron algunos problemas con el audio —el guitarrista y único miembro original del grupo Andy Gill estaba enfurecido y hasta aventó su guitarra al piso—, el show no desilusionó.

Repasando temas que los posicionaron como una de las bandas más importantes del post-punk a finales de los 70’s, Gang of Four impuso en el escenario. El vocalista John Sterry "Gaoler" rompió un microondas con un palo de piñata y después una guitarra.

Tito Fuentes de Molotov, Tino el Pingüino, Hadrián, Vaya Futuro y The Editors en un set acústico fueron algunos de los demás shows del festival, que empapó a los asistentes con algunas horas de lluvia.

The Drums cerró el Marvin 2018 en el Plaza Condesa. Quizá la banda más esperada de todo el evento. Su característico sonido volvió a la CDMX (después de tocar en el Corona Capital 2017) con mucha energía.

El Festival reunió a cientos de fans musicales en el corazón de la Roma-Condesa, zona que se vio severamente afectada después de los sismos de septiembre. Sin embargo, la música, el arte y la buena vibra demostraron en el Festival Marvin que es una Ciudad que sabe ponerse de pie.