Brittany Murphy

Jean Baptiste Lacroix/WireImage

Detrás de la inesperada muerte de Brittany Murphy: ¿qué pasó realmente con la actriz?

facebook

twitter

whatsapp

Email

La estrella de ‘Pequeñas Grandes Amigas’ falleció bajo inesperadas circunstancias hace más de una década

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Brittany Murphy tenía todo para mantener una longeva carrera en Hollywood hasta que se enfrentó con inesperadas circunstancias que causaron su muerte a los 32 años. Había trabajado en varias películas que marcaron su carrera, como Clueless, 8 Mile junto a Eminem, Girl, Interrupted (Inocencia Interrumpida) con Angelina Jolie y Uptown Girls (Pequeñas Grandes Amigas), uno de sus filmes más icónicos.

Hoy, 10 de noviembre, estaría cumpliendo 43 años. Su sueño fue interrumpido abruptamente cuando murió en su casa de Los Ángeles, California, donde vivió con su esposo Simon Monjack, quien falleció cinco meses después de la actriz.

Desde que comenzó a alcanzar la fama, Brittany Murphy fue blanco de la prensa amarillista que hablaba acerca de su pérdida de peso y una supuesta adicción a las drogas que la nacida en Atlanta, Estados Unidos, siempre negó. También se hablaba de sus relaciones amorosas, incluido el noviazgo que tuvo con Ashton Kutcher después de que filmaran Just Married (Recién Casados) en el 2003.

A la par de su vida amorosa, Brittany Murphy continuaba creciendo como actriz, salió en Sin City en el 2005 como “Shellie” y la primera parte de Happy Feet en 2006, mientras que la prensa seguía publicando acerca de una supuesta anorexia que estaba afectándola. Dos años después, se casó con Monjack, quien era guionista británico.

A finales del 2009, la famosa había tenido anemia sin saberlo, junto algunas dificultades para respirar y colapsó en el baño de su casa el 20 de diciembre. Su madre la encontró y la causa de muerte fue señalada como accidental, debido a que tomó medicamentos sin prescripción para combatir lo que pensó que solo era gripa, la cual empeoró a neumonía y la llevó a combinar diferentes jarabes que tuvieron un efecto indeseado, pues no quiso ir al doctor.

Fue llevada al hospital Cedars-Sinai Medical Center, donde sufrió un paro cardíaco ese mismo día. “La pérdida de nuestra querida Brittany es una tragedia terrible. Era nuestra hija, esposa, amor y estrella”, expresó su familia en aquel entonces a través de un comunicado.

Como si las circunstancias no fueran extrañas, su esposo murió cinco meses después, el 24 de mayo del 2010, también por neumonía. Antes de fallecer, su esposo sostuvo que ella nunca había usado drogas y que había perdido la vida después de que había sido despedida de la secuela de Happy Feet, película para la que iba a prestar su voz para Warner Bros., situación que la afectó anímicamente, diciendo que se sentía cansada todo el tiempo.

Desafortunadamente, la muerte de Brittany Murphy fue “accidental pero prevenible”, dijeron las autoridades de Los Ángeles, asegurando que si su mamá y su esposo la hubieran llevado al doctor antes, la neumonía hubiera sido tratable y quizá hoy hubiera sido una de las grandes estrellas de Hollywood, que a 11 años de perder la vida, sigue siendo recordada por sus cintas.