Disney+

‘Gonzo’ de ‘Los Muppets’ se declara de género fluido y se convierte en princesa

facebook

twitter

whatsapp

Email

Un capítulo de la serie mostró la transformación de 'Gonzo', quien reveló su verdadera identidad

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Un nuevo capítulo de Los Muppets Babies le está dando la vuelta al mundo gracias al gran mensaje que emite con uno de sus personajes principales, pues Gonzo reveló que se identifica como género fluido, enviando un mensaje positivo y de representación acerca de las diferentes intersecciones que existen en la comunidad LGBT+.

La serie que recién regresó a Disney+ en 2018 sorprendió con una revelación inesperada del personaje narizón que, con ayuda de sus amigos logró demostrar su verdadero “yo” en un episodio de la plataforma, pues cuando Miss Piggy quería hacer un baile donde estrictamente podían asistir con un código de vestimenta, Gonzo mostró sus sentimientos reales.

La escena en la que Gonzo se declara de género fluído

“De acuerdo con el manual real, las niñas visten de princesas y los niños de caballeros”, expresan en el episodio, lo cual genera desilusión en Gonzo al no poder vestir como desea para sentirse cómode.

Afortunadamente, después se le presenta una rata que con su magia, aparece un vestido y cuando se lo pone, Gonzo se vuelve Gonzorella y asiste al baile, pasándola genial con el resto de los personajes de Muppets Babies, que durante la fiesta no se dan cuenta quién es la princesa.

Posteriormente, decide confesar quién era en verdad y deja sorprendidos a sus amigos, que celebran su confesión.

“La princesa que fue a su baile esta noche era yo. Yo soy Gonzorella. Todos esperaban que me viera de cierta manera. No quería que se enojaran conmigo, pero tampoco quiero hacer cosas solo porque esa es la forma en la que se han hecho. Quiero ser yo”, expresa.

Con dicha revelación, Los Muppets Babies impulsan a niños, niñas y niñes a abrazar su verdadera identidad desde pequeños sin miedo al qué dirán los demás; ni la ropa y el color tiene género, además de que está destinado a pequeños que solo quieren divertirse, ya que muchas veces son los adultos los que ponen etiquetas absurdas.