InterCom

Sharon Stone asegura que fue engañada para grabar su escena más famosa de 'Bajos Instintos'

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz dio un adelnato de su autobiografía y revela que con el papel que la volvió famosa, vivió uno de los momenos más difíciles de su carrera

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El entretenimiento es el objetivo más importante de Hollywood y muchas parece que las formas y medios para alcanzarlo no le importan mucho. Ahora, se reveló como Sharon Stone fue engañada para filmar sin ropa interior su escena más famosa de Bajos Instintos.

Vanity Fair publicó un adelanto de su autobiografía titulada The Beauty of Living Twice, donde cuenta cómo para filmar la escena del famoso cruce de piernas, la producción le pidió que se quitara la ropa interior, pues le aseguraron que el blanco reflejaba la luz y estropeaba la toma; obviamente le "aseguraron" que sus partes íntimas no se mostraban en escena.

"Así fue como vi mi vagina-shot por primera vez. Éramos mis partes y yo ahí arriba", aseguró Sharon Stone, sobre el engaño, pues en la toma la producción de la cinta no tuvo el "cuidado prometido".

Según lo confesado por la artista, cuando se dio cuenta de esto fue la cabina del director y le dio una bofetada a Paul Verhoeven, salió a su auto y le llamó a su abogado, quien le aseguró que no había manera de que pudieran incluir esa escena en la cinta. La clasificación "X" (solo para adultos) no le convendría al estudio y de lo contrario ella podría impedir que saliera a la luz con una orden de judicial y el sindicato de actores al que pertenecía, apoyaría a la actriz.

Cuando confrontó al director, el machismo en la industria provocó que la hicieran dudar, pues a sus 32 años de edad ya estaba "envejeciendo" para el negocio.

“Por supuesto, él negó con vehemencia que tuviera opciones. Yo era solo una actriz, solo una mujer; ¿qué opciones podía tener?. Pero tenía opciones. Así que pensé y pensé y decidí permitir esta escena en la película. ¿Por qué? Porque era correcta para la película y para el personaje; y porque, después de todo, lo hice", agregó.

"Me habían golpeado durante años haciendo un montón de películas de mierda. Era consciente del personaje y la peligrosidad", concluyó sobre lo que catalogó como “la última oportunidad, pues estaba envejeciendo en el negocio en el que todavía no me había metido”.

Además, como si el engaño no hubiera sido poco, el productor de la cinta que la convirtió en estrella se empeño en recordarle que no fue ni siquiera la primera o segunda para interpretar el papel y la llamó Karen todo el tiempo, pretendiendo que ni siquiera se sabía su nombre.