Kris WU, ex integrante de EXO, es condenado a 13 años de cárcel

Un tribunal en China lo acusa por delitos de abuso y participación en “actividades promiscuas”.
Por: Katia Rodríguez Rodríguez
Lead
Getty Images
Kris Wu
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El cantante sino-canadiense Kris Wu, ex integrante de EXO, fue condenado hoy por un tribunal en China a 13 años de cárcel por violación y por "formar un grupo para participar en actividades promiscuas". Cuando termine su condena será extraditado a Canadá.

Kris Wu fue detenido en julio del 2021 en Pekín, después de que la influencer Du Meizhu lo acusara de haber abusado de ella cuando tenía 17 años. Explicó que el rapero engañaba a las chicas que querían ser actrices, emborrachándolas en fiestas de karaoke para mantener relaciones no consensuadas con ellas. Otras 24 víctimas alzaron la voz tras darse a conocer el caso.

Hoy la justicia china determinó que a finales de 2020, el idol forzó a tres mujeres que habían tomado alcohol a mantener relaciones con él. También en 2018 se le acusa de haber organizado, junto a otras personas, “actividades promiscuas grupales” con dos mujeres. Por el primer delito le dieron 11 años y seis meses de condena; por el segundo, un año y 10 meses.

El cantante de 32 años debe de pagar además 600 millones de yuanes por evasión de pago de impuestos. Entre 2019 y 2020 ocultó parte de sus ingresos personales, evitando así el pago de 95 millones de yuanes.

Wu Yifan comenzó su carrera artística a los 18 años, cuando adicionó para SM Entertainment en Canadá. Al ser elegido, se mudó en 2008 a Corea del Sur para ser aprendiz en esa agencia. Se convirtió en miembro de EXO y de la sub unidad china EXO-M en 2012. Tres años después debutó como actor en China, su país natal. Fue embajador de la moda e imagen de marcas como Bulgari, Lancôme, Louis Vuitton, L'Oréal y Porsche, quienes rompieron contrato con él cuando explotó el escándalo.

La resolución tomada por la justicia marca un nuevo inicio para el movimiento del #MeToo en China y en la industria artística en Asia.