Una fan gastó más de 10 mil dólares en mercancía de su banda favorita de K-Pop

facebook

twitter

whatsapp

Email

Pósters, fotos, discos y todo tipo de artículos invaden la casa de esta chica

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Algo que caracteriza a los fans de K-pop es la devoción que tienen hacia sus bandas favoritas, entrega que demuestran a diario cantando todas las letras de sus canciones, reproduciendo sus videos, compartiendo sus noticias y, por supuesto, gastando miles de dólares en mercancía de sus IDOLS.

Tal es el caso de Stacy Kim, una fan que vive en Corea del Sur y que confesó en entrevista con Billboard que gastó más de 10 mil dólares en artículos de la banda, Wanna One .

Según reporta el sitio, la chica tiene fotos enmarcadas, botellas vacías con los rostros de los 11 integrantes de la ya desaparecida agrupación, discos coleccionables, revistas, zapatos, ropa, dulces y otros artículos.

También gastó cientos de dólares en boletos para ver a Wanna One en vivo en Corea del Sur, donde también aprovechó para adquirir mercancía original.

“Sabes que todo es de existencia limitada, por eso TIENES que comprarlo”, explica la chica. Wanna One fue creado a partir de un programa de televisión y tuvo un contrato de año y medio, tiempo en el que lanzaron cinco EPs.

Stacy Kim también forma parte de un club de fans que se organizan para ordenar mercancía en conjunto y así incrementar las ventas del grupo de K-pop. También asistió a todos los conciertos que pudo y tiene una cuenta de banco donde ahorra dinero para comprar productos de Wanna One.

Sin embargo, a pesar de su fanatismo, la chica nunca conoció a los integrantes de la banda ya que consideraba que era demasiado costoso y ya estaba gastando mucho en el resto de la mercancía.

Wanna One se desintegró en enero del 2019, pero ella sigue apoyando a sus integrantes por separado, varios de ellos se han lanzado como solistas y continúan haciendo música.

“Todos estos miles de dólares que he gastado valen la pena. No me arrepiento”, concluye Stacy para Billboard.