¿Por qué ‘Bad Guy’ de Billie Eilish es tan pegajosa? Este es el secreto de su éxito

facebook

twitter

whatsapp

Email

Un experto en música reveló los motivos por los que 'Bad Guy' pegó tanto

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En 2019, Billie Eilish puso al mundo de cabeza con “Bad Guy” , tema que ganó el Grammy en la categoría de Canción del Año y Grabación del Año, se mantuvo durante semanas en las primeras posiciones de Billboard y rompió récords con su sencillo.

En las calles, fiestas, bares y antros, “Bad Guy” no dejó de sonar durante meses y es sin duda alguna, la canción más popular de Billie Eilish . Pero, ¿qué la hace tan especial?

El pianista y teórico experto en música Chilly Gonzales, explicó a través de un video publicado YouTube por qué es una canción tan pegajosa.

“Lo que la hace tan especial es la melodía y cómo juega con nuestras expectativas rítmicas. Lo primero que escuchamos son dos notas, que rítmicamente van juntas. Pero conforme va agregando notas, salen de tiempo y caen en medio del beat”, explica el teórico.

Así, nuestro cerebro se queda enganchado en la música y hace que nos quedemos esperando otros cambios, como los que van presentándose en el transcurso de "Bad Guy".

“Este tipo de ritmos juegan con nuestras expectativas de la mejor manera, nos da emoción y sensación de movimiento”, asegura Chilly Gonzales sobre el tema incluido en el disco que cambiaría para siempre la carrera de Billie y su hermano, “When We All Fall Asleep, Where Do We Go?”

Además, señala que “Bad Guy” usa una técnica similar a la que usó The Rolling Stones para componer su icónica canción, “(I Can't Get No) Satisfaction”.

“Sin embargo, sigue siendo muy moderna debido a que no tiene acordes. Todo lo que tenemos es una línea de bajo y el beat de la batería. Todo lo demás tiene que ver con la manera en la que Billie grabó su voz, usando una técnica parecida al ruido que el sonido de un papel arrugado”, comentó el experto en música.

Eso logra que su voz suene como un susurro o un efecto "rasposo" muy que engancha a tu oído y hace que reproduzcas las canciones de Billie Eilish una y otra vez. Si pones sus temas en un buen sistema de audio, será todavía más fácil que pongas atención a este tipo de sutiles detalles que enganchan a tus oídos.

Con “Bad Guy”, Billie Eilish y Finneas demostraron nuevamente que el pop es uno de los géneros mejor pensados para tener un impacto comercial, y aunque a muchos no les guste cómo suena o lo que representa, hay mucho detrás de la composición de una canción así.