Baby Shark se convirtió en el video más visto en toda la historia.

YouTube: Pinkfong! Kids' Songs & Stories

'Baby Shark' superó a 'Despacito' y la ciencia explica por qué

facebook

twitter

whatsapp

Email

El increíble éxito del tema infantil no fue cosa de azar, en realidad estaba destinado a ser así de popular

En el 2017, "Despacito" hizo que todo el mundo enloqueciera y fue escuchada tantas veces que se convirtió en el clip de YouTube más visto en la historia. Sin embargo, un año antes, en el 2016, se había estrenado aquella canción que lo desbancaría de dicho puesto: "Baby Shark".

Así es, la pegajosa canción infantil que llegó a sonar en prácticamente todos lados, ahora es el video más visto de la plataforma, al sumar más de 7 mil 42 millones de reproducciones. Esto no es casualidad, pues desde su creación, era una tema hecho y destinado para encantar a todos.

Si eres, fuiste y quizá ahora serás de aquellos que vieron el video y tuvieron la tonadita pegada en su cabeza durante días, sin poder dejar de cantar: "Baby shark, doo doo doo doo doo doo ;Baby shark, doo doo doo doo doo doo; Baby shark, doo doo doo doo doo doo; Baby shark!", no te preocupes, no te volviste loco, hay una explicación para todo esto.

Como siempre, el mundo de la ciencia tiene una explicación para el fenómeno mundial que es la canción infantil creada por Pinkfong. El portal The Daily Beast entrevistó a Valorie Salimpoor y Beatriz Ilari, expertas en cómo la música es absorbida por el cerebro, y llegaron algunas conclusiones sobre el "secreto" del éxito de "Baby Shark".

Es repetitiva

Una de las razones por la cual el tema encantó a todos los niños (y a muchos adultos), está en lo simple y pegajosa que es la letra, mismo que ayudó a los pequeñines a memorizarla y retenerla. Tan solo la sílaba "do", del coro, se repite 162 veces a lo largo de la canción.

La familia y los animales

El hecho de que los personajes sean el mismo animal una y otra vez (cambiando solo el parentesco familiar), provoca que los niños se acuerden fácilmente de la letra y además se encariñen con los personajes de la historia.

Hace bailar a todos

El éxito de la música popo se centra mucho en el ritmo acelerado de las canciones que prácticamente obliga al escucha a moverse. En "Baby Shark" esto sucede de la misma manera, por ello, la tonada tan pegajosa hace que tanto adultos como niños se muevan inmediatamente.

El video está hecho para niños

Los niños no solo escuchan, también quieren ver y el hecho de que el clip haya sido producido con colores tan brillantes, bailes sencillos y que aparezcan niños. Todo esto en conjunto prácticamente obliga a los niños a repetir el video.

Ahora ya lo sabes, el tema infantil creado por en Corea del Sur estaba destinado a ser un éxito y finalmente es el video más reproducido en YouTube.