Este sujeto se volvió millonario cuando un meteorito cayó en el techo de su casa

Facebook: Josua Hutagalung

Cae meteorito del tamaño de una pelota de futbol en su casa y se vuelve millonario

facebook

twitter

whatsapp

Email

¡Qué suerte! Este hombre vendió la piedra y obtuvo tanto dinero que hasta pudo retirarse

¿Cuáles son las posibilidades de que caiga un meteorito por el techo del lugar en el que vives y, además, consigas a alguien que pague muchísimo dinero por él? Pues, aunque no lo creas, esto le pasó a un hombre de 33 años llamado Josua Hutagalung, quien de la nada descubrió una piedra del tamaño de una pelota de futbol en su casa.

De acuerdo a The Sun , Josua vive en Kolang, un pequeño pueblo ubicado en Indonesia donde tiene un negocio de ataúdes. Su suerte cambió cuando de manera repentina cayó un meteorito valuado en unos 26 millones de pesos, gracias a su antigüedad de 4 mil 500 millones de años y propiedades que podrían contener elementos como pistas del origen de la vida.

“El sonido fue tan fuerte que partes de la casa se cimbraron. Después de buscar, descubrí que el techo de lámina se había roto… Cuando la encontré, la piedra todavía estaba caliente”, declaró Josua a un periódico local.

Después de eso, el hombre vendió la roca a un experto llamado Jared Collins, quien luego lo vendió a un coleccionista y eso le consiguió suficiente dinero para retirarse de su negocio de ataúdes y hasta construir una nueva iglesia en su pueblo.

Aunque no se sabe con exactitud a cuánto la vendió, The Sun estima que obtuvo el equivalente de 30 años de salario por el meteorito, lo cual lo animó a pensar en el futuro y algún día convertirse en padre.

“Siempre quise tener una hija, así que espero que esto sea una señal de que soy lo suficientemente afortunado como para tenerla”, expresó el hombre, que logró conseguir el dinero con el meteorito, que ahora está almacenado en en el Centre for Meteorite Studies de la Universidad Estatal de Arizona.

La caída de meteoritos en lugares poblados es poco común, ya que suelen caer en sitios alejados “como océanos, bosques o desiertos”, así que sí, sin duda Josua es uno de los hombres más afortunados de la tierra en estos momentos.