Guía para hombres: ¿qué hago en el paro #UnDíaSinMujeres?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Aquí unos útiles consejos para los hombres que quieren apoyar las marchas y el paro de las mujeres

El 9M ya llegó y las mujeres fueron convocados a hacer un paro con varios propósitos:
1. que paren los feminicidios en el país;
2. denunciar violencias de género tan aceptadas cotidianamente;
3. hacer visible el valor del trabajo de las mujeres y;
4. que se reconozca la importancia de la producción y el consumo de las mujeres en la economía nacional (y mundial).



Aún hay muchas dudas, sobre todo entre los hombres que quieren apoyar estas jornadas de protesta y huelga feminista. ¿Ir o no ir a las marchas? ¿Qué hacer en casa? ¿Cómo apoyar a las mujeres cercanas? ¿Se vale secundar la huelga?

Para ellos va esta pequeña guía desde la voz experta de Catalina Ruiz-Navarro , editora y escritora feminista, y Renata Villarreal, abogada feminista y fundadora de Marea Verde México .

¿Qué hago si soy hombre y quiero apoyar el movimiento de las mujeres?
Lo primero que tienes que entender es que ni tú ni otros hombres pueden tomar un papel protagónico en el movimiento feminista porque esto lo tenemos que liderar las mujeres.

Pero hay cosas útiles y prácticas con las que sí puedes ayudarnos:

1. Reconoce tu privilegio. Eso significa reconocer que has llevado una experiencia de ventaja del mundo totalmente distinta a la de las mujeres. Con eso serás lo suficientemente empático cuando las mujeres te contemos el mundo que nosotras estamos viviendo.

2. Deja de ‘mansplicarnos’ cómo hacer el feminismo. Una cosa que les pedimos y les cuesta trabajo es callarse y escuchar. Los necesitamos en esta revolución, pero atrás y callados. No es una agresión, sino una petición. Lo que pasa es que todos tenemos funciones distintas en las revoluciones.

3. Infórmate sobre el feminismo y abandona tus prejuicios. No esperes a que las mujeres a tu alrededor tomen la iniciativa de explicarte qué es. Abre Google y busca, lee, ve y escucha a las mujeres. Entre más, mejor.

4. Empieza a hablar de esto con otros hombres. Ve y dile a tus amigos machistas que dejen de ser machistas. Interven tus chats de solo hombres y, en caso de ser necesario, levanta la voz y di: “oye, no seas culero, no trates a las mujeres así”.

¿Podemos ir a las marchas?
Pregunta a mujeres cercanas, y si te dicen que puedes acompañarlas, hazlo. Pero de preferencia evitalo y apoya de otras maneras.

Los últimos años de marchas en México se han planteado como exclusivas para mujeres, con más contingentes separatistas. Aunque ha habido marchas que han mantenido espacios mixtos atrás donde pueden ir los hombres y son bienvenidos sin problema.

¿Por qué es importante que cedas estos espacios?
Porque lo estamos pidiendo. Eso debería bastar para que pasara, porque es absurdo que una y otra vez insistan en no respetar lo que las mujeres queremos.

Pero si buscas otra explicación, es porque muchas mujeres han sufrido violencias atroces a manos de hombres, y ellas necesitan un espacio seguro en donde no estén viendo esos cuerpos que son iguales al cuerpo de su agresor. Y si eres hombre y no eres capaz de empatizar con eso, poco o nada tienes que hacer en las marchas junto a las mujeres.

Es fundamental que entiendas que por lo que lo que estamos luchando las mujeres aquí es porque se nos reconozca como sujetas políticas, como ciudadanas y como personas autónomas que pueden decidir sobre sus cuerpos y sus vidas.

¿Por qué es importante el apoyo masculino —activo o pasivo— en las protestas?
El apoyo de la protesta de las mujeres es importante porque el feminismo en general es una lucha por los derechos humanos. Nosotras tenemos que marchar, y para que podamos hacerlo, alguien tiene que cumplir con todas esas tareas de cuidado que hacemos nosotras todos los días.

No sólo en las marchas.
El trabajo de las mujeres que luchan por el fin de la violencia contra las mujeres y que piden derechos iguales es todos los días. Es importante que este trabajo que planeas hacer por dos días, lo hagas siempre: ayuda en el trabajo de casa, hazte cargo de ti mismo.

¿Los hombres podemos ser feministas?
Hay opiniones encontradas. Mientras algunas feministas como Catalina Ruíz-Navarro piensa que: “¡Claro que pueden ser feministas como postura política!”, otras como Renata Villarreal dicen que no, y que incluso hay mujeres privilegiadas o desinformadas que tampoco lo son.

En lo que ambas coinciden es que el problema está en que muchos hombres que se declaran aliados o feministas públicamente, lo hacen porque reciben aplausos, espacios privilegiados y hasta dinero por serlo. Mientras que las mujeres reciben reprimendas y hasta amenazas de violación correctiva cuando se pronuncian feministas.

Los hombres que verdaderamente quieren apoyar a las mujeres con sus protestas, no buscan reconocimiento público.