koyu/Getty Images/iStockphoto

¿Qué es un tornado de fuego y cómo se formó el que dejó impactantes imágenes en California?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Este fenómeno natural está arrasando con el norte de California, en Estados Unidos

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El 2020 sigue pareciendo un año apocalíptico y entre sus tantas sorpresas, ahora entregó un fenómeno natural extraño, llamado tornado de fuego.

Este fue provocado por un incendio que se registró en Loyalton, California, en Estados Unidos, y de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, ya arrasó con 8 mil hectáreas.

Este fenómeno natural surgió el sábado pasado y fue visto mientras ocurría, en medio de llamas. Por suerte, hasta ahora no se registran personas heridas o muertas, por ello las autoridades competentes piden mantenerse lejos de la zona afectada.

¿Qué es un tornado de fuego?

Se trata de un remolino de fuego que está cubierto de llamas giratorias. Está compuesto por un núcleo incendiario, cubierto por corrientes de aire que incorpora oxígeno al centro para mantener las llamas encendidas, además de combustible (cualquier objeto inflamable).

Este fenómeno natural supera la velocidad de los 100 kilómetros por hora, pudiendo llegar hasta 160 km/h. En esta ocasión, llegó a medir 9 metros de altura, pero por lo general las llamas pueden alcanzar de 10 a 50 metros.

Además, es capaz de alcanzar hasta los mil grados celsius, por lo que es muy peligroso. Por ello, es importante que si de casualidad te encontraras con uno, nunca te acerques a él.

¿Por qué se forma un tornado de fuego?

De acuerdo a los explicado por el medio especializado en fenómenos meteorológicos, meteroered , estos comienzan debido a que un incendio se suscita en alguna zona con corrientes de aires frías, lo cual provoca que el aire caliente suba.

A mayor altura, impacta con otras corrientes de aire que le dan la fuerza giratoria y como el aire de abajo, comienza a subir (porque se calentó) y choca con el aire frío de arriba, la velocidad de giro sigue aumentando y provoca que las llamas suban.

Por todo esto es que en el caso de California, desde el jueves pasado se evacuaron 500 residencias y más de 300 bomberos, con el apoyo de helicópteros y aviones que fueron desplegados para intentar combatir el fuego.