Madonna escandaliza al recrear “La última cena" y a la Virgen María

La ‘Reina del Pop’ realizó una sesión fotográfica para la revista Vanity Fair, en la cual también salió como Frida Kahlo.
Por: Katia Rodríguez Rodríguez
Lead
Getty Images
Madonna
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Madonna ha sido una figura polémica y transgresora desde el inicio de su carrera. Fue una de las primeras artistas femeninas que se atrevieron a abordar su sexualidad a través de la música, los videoclips e incluso en sesiones fotográficas; también ha escandalizado a la Iglesia tras las múltiples referencias religiosas e incluso la realización de actos que han sido clasificados como “herejías” durante sus conciertos. También ha sido una luchadora por los derechos de las minorías, en especial la comunidad LGBTIQ+.

Ahora que ha entrado en el umbral del “adulto mayor”, Madonna ha resurgido a sus 64 años como una mujer que, a pesar de la apertura social actual en muchos sentidos en comparación a la existente hace 40 años, sigue causando polémica. Ha sido criticada por su vestimenta juvenil, el uso de filtros para ocultar el paso de la edad en su rostro e incluso el coqueteo altamente sexual con Tokischa en el video remix de su éxito “Hung Up”, “Hung Up on Tokischa”.

Tras el anuncio de su nueva gira mundial “The Celebration Tour” , donde hará un recorrido retrospectivo a sus 40 años de carrera, Madonna realizó una entrevista para la revista Vanity Fair para hablar sobre su carrera y presentar un portafolio fotográfico recreando imágenes religiosas que han dado de qué hablar en redes sociales.

La primera imagen realizada con Luigi & Iango para el “The Icon Issue” fue una recreación de los siete dolores de la Virgen María. Sobre esta fotografía, y al responder sobre el ataque que ha recibido siempre por parte de la Iglesia católica, Madonna dijo “Fíjate bien en las fotos: estoy con una corona en la cabeza, con un vestido suntuoso, encima de una plataforma. Me sentí atacada durante la sesión fotográfica. Esa es la metáfora que responde a la pregunta. No es fácil llevar una pesada corona sobre la cabeza.”

La artista compartió que el primer ataque que recibió de la institución fue cuando dio la conferencia de prensa en Roma, durante el rodaje de la película documental “Madonna: Truth or Dare” (1991). “Al fin y al cabo, fui educada en la religión católica y me di cuenta de que si la Iglesia no era capaz de percibir mi trabajo como artista como algo positivo, entonces ese era su problema. El problema lo tenían ellos, porque no comprendían que mi labor como artista unía a la gente, le daba libertad de expresión, unidad. Era un espejo de las enseñanzas de Jesús y del cristianismo, así que los que me atacaron eran unos hipócritas”.

La ‘Reina del Pop’ explicó a Vanity Fair que considera es importante tener rituales y una vida espiritual pero que “la religión sin comprensión, sin conocimiento, sin curiosidad y sin inclusividad no puede considerarse religión. No me puedo unir a grupos religiosos que sean excluyentes hacia otros o extremistas. Aun así, respeto todas las religiones y animo a la gente a examinar las creencias que siguen. Que entiendan los libros sagrados y los rituales, porque sin comprensión solo queda el dogma y las reglas, y se convierte en un ejercicio vacío.” Respecto a la relación que mantiene actualmente con la religión dijo que “consiste en cultivar mis prácticas espirituales. Y pienso que es importante para todos llevarlas a cabo, pero no las voy a definir para otra gente.”

La segunda imagen fue una serie fotográfica recreando el cuadro de “La Última Cena” de Leonardo da Vinci. En esta ocasión Madonna aparece como Jesús y los apóstoles son representados con mujeres. “Fue una sugerencia de Luigi & Iango y me pareció un punto de vista muy interesante. Como se sabe, en la Última Cena aparecen Jesús y sus discípulos, todo hombres, así que me pareció interesante dar la vuelta y llenar a Jesús de energía femenina, rodeado de discípulas. Me gustó la idea de jugar con esa contradicción, que en realidad no es tal.”

Este grupo de imágenes son las que más ha generado conversación en redes sociales al ser consideradas como una “mofa” a la eucaristía y al pasaje del Nuevo Testamento, o incluso comparan esta idea con la ejecución de Ariana Grande de "La Última Cena" para cantar “God is a Woman” en el “Sweetener World Tour”.

También el tema femenino fue abordado en la sesión con fotos de Madonna y un modelo vestidos como Frida Kahlo. Para ella, la pintora mexicana ha sido una guía en su carrera desde que descubrió su obra en el Detroit Institute of Arts. “Utilizó sus brazos y su pintura para transformar el dolor en belleza. Creció como una marginada y yo me puedo sentir identificada con eso. Si Frida Kahlo pudo soportar todo el dolor y el sufrimiento y seguir adelante creando obras maravillosas sin sentir pena por sí misma, yo también podía”, explicó.

La última fotografía presenta a Madonna rodeada de toreros y colgada de una cuerda. Luigi & Iango y ella buscaron representar el maltrato de los hombres hacia las mujeres. “Es una guerra continua y sí que vivimos en un mundo patriarcal. Estoy siempre luchando contra ello, sintiendo su empuje y resistencia. Y esa imagen es una metáfora perfecta de ello”, dijo. “Estoy colgada de una cuerda, mis pies apenas tocan el suelo. Los toreros que me rodean tienen las uñas largas, afiladas como cuchillos. Además, llevan máscaras y no se les reconoce. Hay una sensación de peligro generalizada. Representa mi lucha contra el mundo patriarcal en el que vivimos, una constante en mí”.

Previamente la cantante ha generado polémica al ser defensora de la tauromaquia y ha sido común en su carrera el tema recurrente de los toreros, como se puede ver en la era “Rebel Heart”.