Pink y su hijo ‘estuvieron extremadamente enfermos’ de coronavirus

facebook

twitter

whatsapp

Email

El esposo de la cantante contó que sus síntomas fueron severos y que su hijo de tres años tuvo fiebre muy alta

Hace unas semanas, Pink dio a conocer que tanto ella como su hijo Jameson tuvieron coronavirus , enfermedad de la cual afortunadamente se recuperaron gracias a que siguieron las recomendaciones de su médico pero que, hizo que se pusieran bastante graves, según detalló Carey Hart, esposo de la cantante.

Fue a través de una entrevista telefónica con el programa de radio, SiriusXM , donde Hart explicó cómo fueron los síntomas de su esposa e hijo de tres años, quien empeoró y tuvo mucha fiebre.

“Fue intenso. Ambos estuvieron extremadamente enfermos. Mi hijo probablemente estuvo peor, lo que desmintió toda teoría de que esto solo afectaba a las personas mayores”, confesó en la entrevista.

“Tenía una temperatura corporal extremadamente alta, tenía alrededor de 38 o 39 grados durante tres semanas seguidas. Lo bañábamos cuatro o cinco veces al día para tratar de bajar su temperatura”, dijo el papá de Jameson, asegurando que fue una recuperación complicada desde casa, donde se mantuvieron en cuarentena en familia.

“Mi esposa también estuvo bastante mal. Ella tiene asma. Atacó sus pulmones y su pecho. Estaba teniendo dificultades para respirar”, detalló Carey Hart.

Pink dio a conocer a través de sus redes sociales que dio positivo de coronavirus el pasado 3 de abril, después de haberse recuperado del COVID-19.

“Mi familia y yo ya estábamos resguardándonos y continuamos haciéndolo durante las últimas dos semanas por instrucciones del doctor. Hace unos días, volvimos a hacer la prueba y ahora somos negativos”, comentó Alecia Beth Moore, nombre real de la cantante, en su Instagram .

“La enfermedad es seria y real. La gente tiene que saber que la enfermedad afecta a los jóvenes y viejos, sanos y no sanos, ricos y pobres" dijo Pink en sus redes sociales, donde pidió a sus lectores que se queden en sus casas y anunció que donaría un millón de dólares a diferentes instituciones de salud en Estados Unidos para apoyar a la lucha contra el COVID-19.