Tory Lanez pierde demanda ante Megan Thee Stallion, culpable de tres delitos

El rapero fue condenado tras un incidente ocurrido en 2020 con la cantante. Es posible que enfrente 22 años de prisión.
Por: Katia Rodríguez Rodríguez
Lead
Getty Images
Megan Thee Stallion y Tory Lanez
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Tory Lanez fue declarado culpable de tres cargos durante un juicio para determinar si había disparado a Megan Thee Stallion en los pies . El veredicto fue emitido por un jurado en la corte de Los Ángeles el 23 de diciembre y es posible que enfrente una sentencia de 22 años y 8 meses en prisión.

El incidente ocurrió durante la madrugada del 12 de julio de 2020, cuando Megan Thee Stallion, Tory Lanez y Kelsey Harris salieron de una pool party organizada en la casa de Kylie Jenner en el distrito de Hollywood Hills, California. Tras una discusión al interior de un Cadillac Escalade –conducido por el guardia de seguridad de Lanez, Jaquan Smith–, la cantante decidió bajarse.

El rapero aprovechó el momento para gritarle “¡Baila, perra!” y supuestamente comenzó a dispararle desde la ventana del vehículo en dirección a sus pies. Horas después el automóvil fue detenido por la policía y tras realizar una revisión, Lanez fue arrestado por cargos de posesión de armas.

El portal estadounidense TMZ reportó inicialmente que Megan se había lastimado los pies tras pisar vidrios rotos. A través de un en vivo en su cuenta de Instagram realizada el 27 de julio, la intérprete de “Body” compartió a sus seguidores que había sufrido heridas por arma de fuego y que tuvo que someterse a cirugía para poderle extraerle las balas de los pies.

Tras una serie de intercambios públicos lanzados por ambos artistas, en las cuales se acusaban de impulsar una falsa narrativa, el 8 de octubre del 2020 Tory Lanez fue acusado oficialmente ante los fiscales del condado de Los Ángeles por dispararle a Megan Thee Stallion. La actriz recibió una orden de protección que evitaría que el compositor estuviera físicamente cerca de ella o intentara contactarla.

Durante el juicio, el equipo de defensa de Lanez expuso que la ex amiga y asistente de la rapera, Kelsey Harris, era una traidora –ya que ella avisó al guardia de seguridad de Meghan sobre el incidente– y la responsable de los disparos. También se apoyaron en declaraciones inconsistentes hechas por Thee Stallion a lo largo de dos años, así como en un relato del presunto testigo presencial Sean Kelly. El rapero decidió no testificar y los abogados defensores optaron por no llamar como testigo a su guardia de seguridad, Jaquan Smith, quien estuvo presente durante el acontecimiento.

Sean Kelly ofreció un testimonio confuso y contradictorio. Dijo que vio una explosión en la calle, cerca de donde Kelsey Harris y Megan Thee Stallion se estaban peleando. También afirmó ver a un hombre que coincidía con la descripción de Lanez sosteniendo un arma y después dijo que nunca vio una pistola de fuego en el lugar.

Los fiscales cuestionaron la teoría del equipo de defensa de Lanez, en el cual argumentaban que Kelsey Harris era la responsable. En los argumentos finales, el fiscal de distrito adjunto Alexander Bott sugirió que Harris, quien en una entrevista previa con los fiscales dijo que el rapero le disparó a Megan y también la agredió cuando trató de intervenir, contradijo sus declaraciones anteriores tras haber sido amenazada o recibido dinero para mentir ante la corte.

Por su cuenta, los fiscales retomaron varias veces el testimonio que ofreció Megan Thee Stallion. De forma presencial, la cantante relató en la corte su experiencia, en la cual aseguró que Lanez apretó el gatillo del arma. Entre sollozos dijo que recibió una severa reacción pública a raíz del incidente, al punto de decirse a ella misma: "Ojalá hubiera acabado (Tory Lanez) de dispararme y matarme si hubiera sabido que iba a pasar por esta tortura”.

Después de dos semanas, el jurado emitió un veredicto unánime en el cual condenó a Lanez por asalto con un arma de fuego semiautomática; posesión de arma de fuego cargada y no registrada en un vehículo; y disparar un arma de fuego con negligencia grave. Tras la lectura del veredicto, el padre del rapero, presente en el recinto, comenzó a gritar “Este sistema perverso. ¡Qué vergüenza para todos ustedes!”. Megan Thee Stallion no estuvo presente para la lectura del veredicto. De momento, la sentencia está programada para el 27 de enero pero se estima que Lanez enfrente más de 22 años de prisión.