Rosalía

Rosalía estrena ‘Motomami’: reacciones y memes a su controversial disco

facebook

twitter

whatsapp

Email

La española lanzó su tercer disco: el más experimental de su carrera

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Tanta ha sido la expectativa que se ha generado alrededor de “MOTOMAMI”, el tercer disco de Rosalía que ha llegado a dividir opiniones, ya que sin duda se trata de un álbum transgresor en el que la española se sale de todo molde y es por ello hay muchísimas reacciones al respecto de los fans, los haters y la crítica musical que ya lo coloca como uno de los mejores del 2022.

El material cuenta con 15 canciones en las que la intérprete combina todo tipo de sonidos y géneros; en algunos hay ritmos de jazz mientras grita “Saokoooo Papi”, reggaetón, flamenco, pop urbano, y cualquier cosa que se le haya ocurrido meter a la Rosalía; con una enorme planificación nos presenta su disco más experimental de su carrera e incluso nos presenta varias sorpresas, como un bolero en "Delirio de Grandeza" que termina explotando en un rave con "Cute".

En el álbum, tenemos algunos temas más lentos que de alguna manera nos recordarán a su era de “El Mal Querer” en “G3 N15” o “Como Un G”, pero la mayoría de las canciones suenan bastante diferentes a lo que estamos acostumbrados y quizá esa sea su magia, pues en lugar de darnos un disco parecido a cualquier sonido de moda en el mundo del urbano, la española optó por entregar algo diferente y por eso ha sido tanto alabada, como detestada.

Las canciones cuentan con la composición y producción de Rosalía junto a nombres como su tradicional colaborador El Guincho o Sky Rompiendo, pero también figuras como Pharell Williams, Noah Goldstein (quien ha trabajado con Kanye West, Kid Cudi, Travis Scott) y Sir Dylan (The Weeknd, Alessa Ciara, etc).

"Motomami" es tan impredecible como la artista, quien siempre ha buscado innovar a lo largo de su carrera sin seguir las reglas, obteniendo muchas reacciones, tanto positivas, como negativas y de quienes no lo comprenden.