Dos influencers se pintaron un cubrebocas de broma y ahora enfrentan consecuencias

Instagram: @niluhdjelantik<br> </br>

Influencers se pintan cubrebocas de broma y ahora podrían ser deportados por ocurrentes

facebook

twitter

whatsapp

Email

En Indonesia, dos influencers fueron detenidos tras grabarse fingir un cubrebocas con pintura, acción por la que enfrentan severas consecuencias

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A veces, hay cosas que hacen algunos influencers que honestamente jamás lograremos entender y esta es una de ellas, pues una pareja creyó que era buena idea fingir que traía un cubrebocas, cuando en realidad lo pintaron con maquillaje azul para 'engañar' a los empleados de una tienda. Sucedió en Bali, Indonesia, y ahora ambos podrían ser deportados.

A pesar de que la pandemia continúa y sigue afectando a millones de personas alrededor del mundo, la pareja conformada por Josh Paler Lin y Seia Le, grabó el momento en el que, tras ser rechazados en la entrada de un supermercado por no traer cubrebocas, regresan a su auto para pintar una mascarilla falsa con maquillaje azul y luego regresar a la puerta del lugar, reportó Newsweek .

Incluso, se pusieron en el rostro las bandas elásticas blancas para hacerle creer a los guardias de la tienda que tenían un cubrebocas real, pensando que mientras que no hablaran lograrían engañarlos. “No puedo creer que esto funcione”, se le escucha decir a Josh Paler Lin a su pareja en el video que fue eliminado de sus redes, pero rescatado por otras personas.

"Tu broma exclusiva no será tan exclusiva ahora", escribió Niluh Djelantik, figura pública de Bali que difundió uno de los clips con gran indignación.

Ahora, los influencers enfrentan la posibilidad de ser deportados de Bali, debido a que son extranjeros nacionalizados. Lin es de Tailandia y Le es rusa, además de que sus pasaportes les fueron retirados como consecuencia debido a que en dicho país existen penalizaciones para quienes no lleven cubrebocas en público.

Obviamente, usuarios en Internet los criticaron con comentarios negativos por sus acciones y las autoridades de Bali lo calificaron como una enorme imprudencia al tratarse de dos figuras públicas con un amplio número de seguidores. Lin tiene más de 300 mil seguidores en Instagram, mientras que Josh Paler Lin supera los 3 millones de suscriptores en YouTube.

La pareja ofreció una disculpa pública en un video con su abogado presente, pero las autoridades buscarán castigar severamente al par por su pésima broma.