Twilight Forever: The Complete Saga

La hija original de Bella y Edward Cullen en Crepúsculo era una espantosa muñeca

facebook

twitter

whatsapp

Email

Se rumora que la muñeca que no llegó al corte final de la película está embrujada

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En la historia de Crepúsculo , Bella (Kristen Stewart) y Edward Cullen ( Robert Pattinson ) tuvieron a una hija llamada Renesmee, que fue interpretada por Mackenzie Foy en su versión de niña; sin embargo, para las pocas escenas en las que salía como bebé, por alguna razón, el estudio detrás de la cinta decidió que sería buena idea usar a una muñeca animatrónica que era tan fea, que eventualmente fue sustituida.

La muñeca, que incluso se rumoreó que estaba embrujada, fue usada por la producción para las grabaciones en las que los protagonistas tenían que convivir con el personaje de Renesmee cuando era bebé, idea que respondía a la necesidad de tener una herramienta fiable para mostrar al personaje en una sola edad, según se dio a conocer en los extras el set especial Twilight Forever: The Complete Saga.

El bebé falso era tan tenebroso que lo llamaron “Checkesmee”, o sea, la unión entre el muñeco diabólico Chucky y Remesmee. “Es uno de los bebés animatrónicos más grotescos que nunca se haya visto en la película”, señaló el productor de las películas, Wyck Godfrey.

Su aspecto falso, la mirada de sus ojos, la forma de su rostro, los labios y básicamente todo el robot daba miedo, por lo que no quedó en el corte final.

“Nos terminamos alejando esa idea al final del día y filmando al segundo que nos dimos cuenta que nunca iba a funcionar, ninguna cosa hará el truco; es decir, si eres Bella no querrás esa cosa, así que regrésenla”, expresó Godfry, quien optó por usar animación CGI hecha por computadora.

Chuckesmee se encuentra en la exhibición de la saga de Crepúsculo, en Forks, Washington, que es el lugar en el que se desarrolla la historia escrita por Stephanie Meyer, y según recoge The Daily Mail , los empleados del lugar han dicho que está embrujada y camina alrededor del museo cuando está cerrado, aunque eso seguramente es mito que usan como técnica para asustar a los asistentes.

Afortunadamente, los productores de la cinta hicieron justicia por Remesmee y no conservaron a la muñeca original, porque quizá Crepúsculo se hubiera convertido en una película de terror por unos instantes.