'Boheman Rhapsody' llegó a los cines en octubre del 2018

20th Century Fox

Películas basadas en la vida de polémicos cantantes

facebook

twitter

whatsapp

Email

Desde Freddie Mercury de Queen hasta Jim Morrison de The Doors, ¡checa estas recomendaciones!

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La vida de los músicos es fascinante, caótica y a veces, devastadora. Eso es lo que nos ha enseñado la historia, que se ha repetido en varias ocasiones a través de artistas que marcaron momentos clave de la cultura pop. Algunas películas, como – Bohemian Rhapsody con Freddie Mercury y Queen — se han encargado de reflejar la experiencia humana de algunos de los creadores más famoso, así como sus adicciones, luchas personales y enredos con las autoridades.

The Doors (1991)

Como su nombre lo dice, esta cinta nos ofrece una mirada cercana a la carrera de The Doors, pero, sobre todo, a la enredada e intensa vida de Jim Morrison, cantante que fue interpretado por Vil Kilmer en 1991. Oliver Stone fue el encargado de dirigir la cinta que detalla los momentos más importantes de la banda que lanzó icónicos temas como “Break on through”, “Light my fire”, “The end” o “Riders on the storm”; así como el uso de drogas psicodélicas de Morrison, su etapa como poeta y su urgencia por morir a los 27 años.

Control (2007)

Control se basa en la vida de Ian Curtis, vocalista de Joy Division, quien se suicidó en 1980. Curtis, encarnado por Sam Riley en el filme, falleció a los 23 años, en gran parte por la epilepsia que sufría y como afectaba su vida diaria, además de su divorcio y adicción a algunos fármacos. Control nos da un acercamiento a la manera en la que Ian enfrentaba la enfermedad neurológica.

Ray (2004)

La vida de Ray Charles es tan fascinante como su música. El pianista y cantante, interpretado en la cinta por Jamie Foxx, venció los obstáculos que se le presentaron a lo largo de su carrera, pues desde niño fue ciego.

Sid & Nancy (1986)

Pocos cantantes tan polémicos como fue la relación entre Sid Vicious (Gary Oldman) de Sex Pistols y su pareja Nancy (Chloe Webb). La película está basada en la turbulenta relación que sostuvieron entre ellos, los últimos años de la banda y las drogas, factor que finalmente llevó al británico a apuñalar a Nancy, ser arrestado y morir de sobredosis poco tiempo después.