Crepúsculo|

Televisa.com

La casa de ‘Crepúsculo’, disponible para que la recorras virtualmente y te sientas en la película

facebook

twitter

whatsapp

Email

¿Quieres conocer el lugar donde 'Bella' y 'Edward' se besaron por primera vez? Gracias a este recorrido, podrás hacerlo realidad

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Si siempre quisiste tener una mirada más personal a la casa de Crepúsculo , donde vivió Bella Swan con su padre, Charlie, esta podría ser tu oportunidad. Aunque por el momento, suena complicado viajar hasta Estados Unidos por el covid-19, puedes recorrer la propiedad de manera virtual, sí, esa donde Bella y Edward Cullen se besaron por primera vez.

De acuerdo a Alternative Press , es gracias a la compañía Weird Homes Tour que los fans de la franquicia de Twilight pueden “entrar” a la casa vía Zoom por 25 dólares, que son alrededor de 550 pesos mexicanos.

El recorrido virtual se realizará únicamente durante un día a través de un livestream el 26 de septiembre, pero ofrecerá la oportunidad de ver de cerca la casa de Crepúsculo, ubicada en Oregon, Estados Unidos, para conocer la habitación de Bella, interpretada en la pantalla grande por Kristen Stewart , la sala e incluso muchas de las decoraciones, las cuales los dueños se han encargado de restaurar para ofrecer una experiencia mucho más apegada a las películas.

Actualmente, la casa de Crepúsculo también se encuentra disponible para rentarla a través de Airbnb, con un costo por noche de 6 mil pesos, por lo que la visita virtual vía zoom suena mucho más económica para los fans de Twilight que quieran cenar en el comedor de Charlie Swan, dormir en la habitación de Bella o en la habitación temporal de Jacob Blackl; todo está ahí.

La casa fue comprada por una pareja en 2018, Amber and Dean Neufeld. Sorprendidos, tomaron la decisión casi inmediata de adquirirla para renovarla y ofrecerla a los seguidores de la historia creada por Stephenie Meyer, quienes viajan de diferentes partes del mundo solo para vivir la experiencia de Crepúsculo, aunque para quedarse, hay que reservarla con casi un año de anticipación.