Fangoria celebra 30 años de carrera en 2019

Foto: Warner Music

‘Aunque no le gustáramos a nadie en México, seguiríamos yendo’: Alaska

facebook

twitter

whatsapp

Email

Antes de lanzar el nuevo álbum de Fangoria, 'Extrapolaciones y dos preguntas', la cantante Alaska reafirma su orgullo de ser mexicana y reconoce la pluralidad que se vive en la Ciudad de México.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

A unas semanas de que Fangoria, el dúo español integrado por Alaska y Nacho Canut, cumpla 30 años de carrera, la intérprete nacida en México aseguró que más allá de la conexión que tiene con sus fans mexicanos, ella y su compañero vendrían siempre al país sin importar que nadie los estuviera esperando.

“Es que nos gusta México y yo todavía soy mexicana, pero Nacho no; pero son cosas que a veces no se explican: por qué en la vida te da con un lugar y te da tanto, como que lo antepones a otros lugares o a muchas cosas”, comentó Alaska en entrevista telefónica desde Madrid.

Sin embargo, la intérprete de temas como “Geometría polisentimental”, “Retorciendo palabras” o “Miro la vida pasar” sabe que en el país tiene asegurado siempre un gran recibimiento por los seguidores que se ganó desde sus años con Alaska y Dinarama y que la han seguido a lo largo de los años y de la publicación de 12 discos ahora con Fangoria, y ahora celebrarán el lanzamiento de su nuevo material Extrapolaciones y dos preguntas, que estará disponible en marzo.

“Con los fans mexicanos ha sido muy complicado. Cuando empezamos Fangoria, que nos quedamos sin discográfica y nos editábamos nuestros propios discos -te hablo de un momento 30 ó 25 años previo a las redes sociales, previo a todo-, esos fans seguían buscando cómo comprarse los discos de importación o que se los mandara alguien de España”, recordó la artista cuyo nombre real es Olvido Gara.

Y VOLVER, VOLVER, VOLVER...

De acuerdo con la cantante, desde hace un poco más de 10 años, sus discos volvieron a editarse en México, lo que le he permitido viajar al país de forma constante para hacer presentaciones en vivo, e incluso participar como invitada en antiguas emisiones de Telehit , como Desde gayola, y ahora regresará en marzo para presentar su nuevo disco, Extrapolaciones y dos preguntas, el número 13 en el historial de Fangoria.

El video del primer sencillo, titulado “¿De qué me culpas?” está lleno de símbolos esotéricos y personajes de ultratumba, por lo que imaginamos que al tratarse del treceavo álbum de Fangoria, este número quizá tenga un significado especial para la artista.

“Yo nací un 13 de junio en el DF, así que para mí no es un mal número. Pero todo lo que aparece en el video son elementos de simbologías de películas, lecturas que nos fascinan tanto a Nacho y a mí, como a Juan Gatti, que es el director. Tenemos ese mundo en común que se ve reflejado en el video”, explicó Alaska.

Juan Gatti es la persona que está detrás de los carteles y el diseño de títulos de créditos de las películas de Pedro Almodóvar y con quien Fangoria ha colaborado constantemente.

Según contó la artista, la estética que impregna el clip es un adelanto del concepto que envolverá a Extrapolaciones y dos preguntas y que éste reflejará muy bien el camino que ha seguido Fangoria desde el principio hasta ahora.

Al escucharlo, notamos que el sencillo “¿De qué me culpas?” tiene una conexión con otra canción de Alaska (“¿A quién le importa?”, de su época con Dinarama), pues vuelve a demostrar que las letras y los mensajes de Fangoria resuenan tanto en lo personal como en lo colectivo y en el ámbito de la pareja.

“Cuando te planteas una letra y haces el planteamiento de una canción no tiene una sola dirección. Es verdad que como fue en su momento ‘¿A quién le importa?’, ‘Ni tú ni nadie’ y otras canciones posteriores de Fangoria tienen muchas lecturas y es probable que cada uno se lleve esa lectura a su lado.

“Puede estar hablando de una relación íntima, entre dos personas, puede estar hablando de una relación más del colectivo, de tu lugar, en un determinado momento de la vida, en la sociedad en la que te toca vivir. Tiene muchas lecturas”, argumentó Alaska.

FIESTA EN EL INFIERNO

Pensar en el vínculo que Fangoria ha construido con México remite de forma inmediata a la vida nocturna, donde además de ser protagonista de espectáculos, el dúo también disfruta como el resto de los trasnochados.

En abril de 2018, Fangoria acudió al Spartacus, un longevo y emblemático bar gay ubicado en Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México, a las afueras de la capital, donde se les rindió un homenaje, se grabaron escenas del reality show Alaska y Mario (que sigue las aventuras de la cantante y su esposo Mario Vaquerizo) y dieron un pequeño showcase.

“Lo que siento cuando voy al Spartacus, cuando voy ahora y cuando empecé a ir a mediados de los ochenta, siempre es algo positivo. Es un lugar donde se mezcla todo, todas las clases sociales, gente que es gay, gente que no es gay, gente grande, gente más chica, donde se ha bailado todo tipo de música a lo largo de estos años. Un lugar plural, donde lo que te junta no es la diferencia que tengas con el de al lado, sino lo que puedas tener en común”, comentó Alaska.

Para la intérprete, lugares como el Spartacus son “un reflejo de la vida de verdad”, donde está todo mezclado con respeto y con diversión.

“Me parece un hito, un lugar maravilloso”, enfatizó.

¿México es así, hay lugar para todos?, se le preguntó a la estrella.

“Sí, sí, sí. No hay muchas ciudades en el mundo que sean así. La Ciudad de México es una, Madrid es otra y probablemente Nueva York y Londres lo sean. Son ese tipo de ciudades donde no te preguntan de dónde eres ni de dónde vienes. Donde tienes amigos y no sabes en qué trabajan ni si tienen dinero o no lo tienen, donde se junta todo, mucho.

“Son ciudades muy singulares, muy abiertas, que transmiten muy buena vibración”, afirmó la cantante.

Aunque Alaska evita colgarse la medalla de que su música y en especial temas clásicos como “¿A quién le importa?” y “Ni tú ni nadie” han dado voz y contribuido a la visibilización de minorías como la comunidad LGBT, o que se inspiren en ellas para crear, afirma que es en estos universos donde andan como pez en el agua.

“Nosotros lo que hemos elegido es estar en lugares o con personas que alimenten esa especie de pluralidad. Creo que todos nos construimos un poco nuestro propio mundo y hacemos lo posible por construírnoslo día a día”, concluyó.